• El temblor, de 7,4 grados, ha tenido lugar a 25 kilómetros de profundidad en el Pacífico.
  • Solo se registró un pequeño tsunami de 1,4 metros en la ciudad de Sendai.
  • Proviene de la misma zona que el terreroto del 11 de marzo de 2011, grabada en la memoria colectiva nipona.
  • En aquella catrástofe murieron más de 18.000 personas y provocó la crisis nuclear de Fukushima.
Un terremoto de magnitud 7,4 ha sacudido este martes (lunes por la noche hora peninsular española) el fondo del mar frente a la costa este de Japón. El temblor ha tenido lugar a 25 kilómetros de profundidad en el Pacífico y el epicentro se ha situado a 50 kilómetros de la ciudad de Okuma, en la región de Fukushima. Durante seis horas ha estado activa la alerta por tsunami, informan agencias. El seísmo, que se ha producido a las 05.59 hora local (21.59 hora peninsular) y que ha podido sentirse con fuerza en Tokio, ha tenido una magnitud de 5 sobre 7 en la escala japonesa, que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad. De momento, y afortunadamente, no se han registrado víctimas mortales ni ningún incidente grave. Tras el terromoto, las autoridades japonesas han mantenido durante seis horas la alerta de evacuación por posible tsunami en Fukushima y otras cuatro prefecturas, Miyagi, Ibaraki, Iwate y Chiba e incluso en un archipiélago perteneciente a Tokio. Finalmente, solo se registró un pequeño tsunami de 1,4 metros en la ciudad de Sendai, en la costa de Miyagi y varias olas de entre 30 y 90 centímetros en diversos puertos de la costa noreste. Ni el temblor ni la subida de la marea han ocasionado daños importantes. Las plantas nucleares situadas en las zonas afectadas, incluida de la accidentada central de Fukushima 1, no han registrado incidentes graves, según la cadena pública NHK. El único problema del que se ha informado ha tenido lugar en la central de Fukushima 2, donde el sistema de refrigeración de combustible se ha parado. Sin embargo, no se ha considerado como situación peligrosa porque se activó un modo alternativo y poco después se reactivó, ha detallado la operadora TEPCO, que ha precisado que la avería momentánea no ha generado ningún tipo de emisión radiactiva. A causa del terremoto los servicios ferroviarios del este de Japón han quedado parcialmente suspendidos y se ha producido también un incendio en un complejo petrolero en la localidad de Iwaki, en la prefectura de Fukushima, que ha sido rápidamente sofocado. Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores. Sin embargo, esta misma zona de Japón registró el 11 de marzo de 2011 un poderoso terremoto de 9 grados y posterior tsunami que acabaron la vida de más de 18.000 personas y causó la crisis nuclear de Fukushima. José Ángel Gutiérrez [email protected]