• Se basan en la purga sistemática del presidente turco en el Ejército, la administración, la judicatura o los medios de comunicación desde la intentona del 15 de julio.
  • La purga alcanza ya a 65.000 personas.
  • Pero Erdogan disimula y acusa a los países occidentales de situarse al lado de los golpistas.
  • Y encima, amenaza con devolver refugiados a Europa: la ruptura entre la UE y Turquía ya es total.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (en la imagen), ha acusado a "Occidente" de apoyar el terrorismo y ponerse del lado de los golpistas que intentaron desalojarle del poder, informan agencias. "Por desgracia, Occidente sostiene el terrorismo y se sitúa al lado de los golpistas", ha declarado Erdogan en un discurso en Ankara. El presidente turco ha salido así al paso de las críticas de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a la purga en el Ejército, la administración, la judicatura y los medios de comunicación tras la intentona militar del pasado 15 de julio. La purga alcanza a 65.000 personas. Washington y Bruselas han mostrado sus dudas y preocupación por la legalidad de las medidas dictadas por el Gobierno turco contra los supuestos partidarios del clérigo Fethullah Gülen, a quien Erdogan acusa de preparar el golpe. El presidente turco ha cuestionado la relación entre su país y EEUU, si este país no extradita a Gülen, y ha advertido que no habrá "piedad" para los implicados en el golpe. Mientras tanto, continúa la escalada represiva contra los supuestos implicados en el fallido levantamiento militar. Este martes, la Fiscalía turca ha ordenado el arresto de 98 empleados del hospital militar de Gülhane en Ankara, acusados de ser seguidores de la organización de Gülen. Hasta el momento han sido detenidas 50 personas, entre ellos varios médicos con rangos de oficiales militares, concreta la citada agencia. El hospital, fundado en 1898, durante el Imperio Otomano, goza de una excelente fama en Turquía como centro de investigación médica y atención a las necesidades sanitarias del Ejército. Hace diez días, tres médicos con rango de general fueron ya detenidos bajo la sospecha de formar parte de la red golpista. Y precisamente las purgas llevadas a cabo por Erdogan, tras la asonada del 15 de julio, son la base de las sospechas de un autogolpe del presidente turco para llevarlas a cabo porque, ¿seguro que tanta gente estaba detrás del golpe? Se está viendo al verdadero Erdogan: un tirano. Pero es que, encima, Erdogan ha amenazado con devolver refugiados a Europa. Por lo que la ruptura entre la UE y Turquía ya es total. Andrés Velázquez [email protected]