• "Él fue capaz de hacer eso. Creo que es genial. Quizá nosotros lo probemos algún día", añadió Trump.
  • El Parlamento chino da el último paso para suprimir la restricción constitucional sobre la duración y mandatos del presidente y vicepresidente.
  • Lo que equivale a que Xi se perpetúe en el poder y emule al dictador Mao...
El presidente estadounidense, Donald Trump, consideró "grandioso" a su homólogo de China, Xi Jinping, por haber logrado habilitar su reelección indefinida, un sistema que "quizá" pruebe Estados Unidos "algún día", recogió Nuevo Diario. "Ahora (Xi) es presidente de por vida. Presidente de por vida. No, es grandioso", dijo Trump en declaraciones a puertas cerradas reveladas por la cadena estadounidense CNN. "Él fue capaz de hacer eso. Creo que es genial. Quizá nosotros lo probemos algún día", agregó el jefe de la Casa Blanca. Trump se refirió así al líder chino durante una conversación en el salón de baile en su propiedad de Mar-a-Lago, en el estado sureño de Florida, durante una reunión para recaudar fondos para su candidatura a la reelección en 2020. Con la recepción denominada 'Trump Victory', que servía además para recaudar fondos para el Comité Nacional Republicano, el mandatario pretende afianzar su plataforma de cara a 2020 con un esquema de recaudación del que careció en su anterior campaña a la presidencia. Según publicó el medio digital Político, Trump aseguró a varios amigos que quiere conseguir una gran cantidad de dinero en los próximos meses y, para ello, lanza esta campaña con grandes donantes similar a la liderada en el pasado por el expresidente George W. Bush, que buscaba premiarlos con eventos especiales de acceso exclusivo. El domingo pasado, China anunció que eliminará la restricción constitucional sobre la duración y la cantidad de los mandatos del presidente y vicepresidente del país, lo que le allana el camino para que Xi Jinping acceda a un tercer mandato y gobierne más allá de 2023. En un breve comunicado, el Comité Central del Partido Comunista (PCCh) chino propuso eliminar la frase que dice que el presidente y el vice "no sirvan más de dos mandatos consecutivos" de la Constitución, cambiando la actual que los limita a un máximo de dos períodos de cinco años. Xi, de 64 años y presidente desde 2013, fue reelecto como secretario general del partido en octubre pasado y se espera que la legislatura le otorgue un segundo mandato durante la sesión plenaria anual que comienza hoy. Andrés Velázquez [email protected]