• El magnate y candidato republicano desprecia tanto a los mexicanos como a todos los hispanos.
  • Tras su visita a México, insiste en que construirá un muro en la frontera y que lo pagará el país azteca, aunque "ellos no lo saben todavía".
  • El presidente mexicano Peña Nieto califica los planteamientos de Trump como "amenaza", después de reunirse con él.
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, calificó este miércoles algunos posicionamientos del candidato republicano a la Presidencia de EEUU Donald Trump como una "amenaza" para su país, horas después de decir que el primer diálogo sostenido por ambos había sido positivo, en medio de la tensión por la retórica del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, recoge Reuters. Peña Nieto dijo que el encuentro con Trump fue abierto y constructivo, pero enfatizó que le había dejado claro que México no pagará por el muro que el republicano planea construir en su frontera común si llega a la presidencia, un plan que el candidato reiteró en Estados Unidos poco después de la cita con el gobernante mexicano. "Le dije que esa no es la vía para poder construir una relación que fuera benéfica para ambas naciones. Lo primero que demandáramos (es) que hubiese respeto mutuo", agregó el mandatario azteca, que reiteró que México no pagará por el muro fronterizo. Sin embargo, en un acto de campaña en Phoenix, Arizona, Trump aseguró: "Vamos a construir un gran muro a lo largo de la frontera sur". "Y México pagará por el muro el 100 por ciento. Ellos no lo saben todavía, pero van a pagar por el muro". Con su actitud de prepotencia anglosajona ante los mexicanos, en la práctica Trump no solo quiere levantar un muro físico sino que este será también espiritual… con todo el mundo hispano. Andrés Velázquez [email protected]