• El presidente estadounidense advierte: "Si no tenemos sólidos cimientos, fuertes valores, fuertes familias... no vamos a sobrevivir".
  • Trump comparte con los polacos su política restrictiva sobre refugiados.
  • También ha destacado que Polonia es uno de los pocos países que cumple con sus obligaciones financieras con la OTAN.
El presidente estadounidense Donald Trump ha iniciado en Varsovia (Polonia) una visita a Europa durante la cual asistirá a la cumbre del G20 en Hamburgo y se entrevistará con su homólogo ruso Vladimir Putin, recoge AFP. Hay que destacar el hecho de que Trump elija a Polonia como su primera visita bilateral a un país europeo. Con los polacos comparte su actual política provida y su política restrictiva de refugiados. Sea como fuere, y ante miles de personas que han coreado su nombre, Trump (en la imagen) ha pronunciado uno de sus discursos más emotivos, con múltiples referencias a San Juan Pablo II. Así, ha recordado las invasiones sufridas durante la II Guerra Mundial por la Alemania Nazi, por Rusia, y el posterior levantamiento contra el comunismo y la declaración de libertad y "amor a Dios". "Todos debemos luchar como los polacos por la familia, por el país y por Dios", ha señalado. "Occidente nunca desaparecerá, nuestros valores permanecerán y nuestra civilización se mantendrá", les ha dicho. Sobre la OTAN, Trump no ha dudado en elogiar el compromiso de Polonia pero ha advertido, refiriéndose al resto de países miembro: "¿Tenemos el suficiente valor para defender nuestros valores a cualquier costo? Si no tenemos sólidos cimientos, fuertes valores, fuertes familias... no vamos a sobrevivir", ha afirmado. Durante la rueda de prensa celebrada en Varsovia junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda, Trump ha destacado que Polonia es uno de los pocos países que cumple con sus obligaciones financieras con la OTAN, subrayando la diferencia con otros socios como Alemania, a la que hace tres meses acusó de deber "grandes cantidades de dinero" a la Alianza. El Gobierno polaco espera que la visita sirva para que Trump reafirme su compromiso con la seguridad de todos los miembros de la OTAN y para que refuerce la posición de Varsovia en la Unión Europea tras las diferencias que su gobierno ha mantenido con Bruselas. El líder del partido gobernante, Jaroslaw Kaczynski, considera que la visita es un "éxito" para su país, algo que otros aliados europeos "envidian". Las autoridades polacas han diseñado un fuerte dispositivo de seguridad, con miles de policías patrullando las calles, y quieren asegurarse un caluroso recibimiento a Trump, por lo que la oposición no ha sido invitada a los actos centrales. Trump inicia así la gira que durará cuatro días, en medio de tensiones transatlánticas y la amenaza nuclear norcoreana. Su principal misión es convencer a los aliados de que lo más importante es "asegurar la supervivencia de Occidente". "La experiencia polaca nos recuerda, que la defensa de Occidente no sólo descansa en los medios, sino también en la voluntad del pueblo para prevalecer", ha declarado en su discurso en Varsovia. En este sentido, el presidente de Estados Unidos ha admitido haber sido "muy duro" con los aliados de la OTAN que no gastan el 2 % de su producto interior bruto en defensa, si bien ha asegurado que ahora, gracias a su insistencia, el dinero está fluyendo hacia la Alianza Atlántica. Andrés Velázquez [email protected]