• La custodia compartida fue otorgada en el 28,3% de los casos de divorcio y separación, frente al 24,7% del año anterior.
  • Y quizás lo peor: se trata de parejas con muchos años de convivencia.
  • Y el 95% del total son divorcios, con ruptura del vínculo, no separaciones.
Según la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios correspondiente a 2016 y difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), un total de 101.294 parejas decidieron interrumpir su convivencia, una cifra similar a la del año anterior con un descenso de sólo el 0,1 % y una tasa de 2,2 rupturas por cada mil habitantes. La custodia compartida de los hijos fue otorgada en el 28,3 % de los casos de divorcio y separación, frente al 24,7 % del año anterior. El mayor número de divorcios y separaciones en 2016 entre cónyuges de diferente sexo tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres. Las parejas españolas que se separan conviven una media de entre 16 y 20 años antes de romper y, cuando lo hacen, la edad media de ellas es de 44 años y la de ellos de 47. La duración media de los matrimonios disueltos por divorcio es de 16,1 años y la de los matrimonios separados llega a los 21,6 años. El 31,6 % de los divorcios se produjo tras 20 años de matrimonio o más, y el 22,2 % tras convivir entre 5 y 9 años. En el caso de las separaciones, el 49,2 % de los matrimonios tuvo una duración de 20 o más años, y el 14,8 % entre 15 y 19 años. Del total de rupturas, 96.824 fueron divorcios (0,3 % más y el 95,6 % del total); 4.353 separaciones (6,4 % menos y el 4,3 % del total) y 117 nulidades matrimoniales, con una caída del 18,8 % y el 0,1 % de todos los procesos de ruptura. Andrés Velázquez [email protected]