• La pasada nochevieja del 31 de diciembre de 2015 ciudades alemanas fueron escenario de una ola de agresiones sexuales de musulmanes contra mujeres, inspiradas por islamistas radicales.
  • Dos meses después de esos delitos, tan solo tres personas han sido juzgadas y condenadas.
  • Pero lo más llamativo es que lo han sido por robos, y no por agresiones sexuales.
  • ¿No será que se quieren acallar los hechos?
Recordemos los sucesos acaecidos la pasada nochevieja del 31 de diciembre de 2015 en Alemania. Colonia y otras ciudades alemanas fueron escenario de una ola de agresiones sexuales contra mujeres. Más de 1.000 demandas fueron interpuestas para denunciar los hechos. Estas agresiones incluyeron robos, insultos y tocamientos sexuales. ¿Quiénes fueron los autores? Se habló de jóvenes norteafricanos, ocultando el hecho de que fueron agresiones y ataques inspirados por islamistas radicales, es decir, de jóvenes musulmanes (procedentes de países musulmanes) con escaso aprecio por la dignidad de la mujer. Es más: parte de la prensa alemana así lo reconoció. Pues bien: dos meses después de esos delitos, tan solo dos solicitantes de asilo han sido juzgados y condenados a penas en libertad condicional mientras que un tercero fue sentenciado a dos años de libertad vigilada, ha dicho un portavoz judicial, informa DPA. Un solicitante de asilo marroquí de 23 años fue penado con seis meses de libertad condicional y el pago de 100 euros por arrebatarle el teléfono móvil a una joven mujer que trataba de sacar fotos de la famosa catedra de Colonia. Un tunecino de 22 años y un marroquí de 18 años fueron hallados culpables de sustraer la cámara fotográfica a un hombre en un puente cerca de la estación de trenes de Colonia. El tunecino fue penado con tres meses en régimen de libertad condicional mientras que su joven cómplice cumplirá dos años de libertad vigilada. Es decir, que han sido condenados por robos, pero no por agresiones sexuales. Según declaraciones del jefe de la policía de Colonia, Jürgen Mathies, será casi imposible identificar a la gran mayoría de agresores, debido a la mala calidad de las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia. "Solo hemos podido ver algunos robos", explicó Mathies. "Aparte de eso, solo disponemos de las descripciones que nos han proporcionado las víctimas sobre sus agresores", recoge AFP. Únicamente en Colonia fueron presentadas 1.076 denuncias y se investiga a más de 75 sospechosos. Según la Fiscalía de Colonia, la mayoría son solicitantes de asilo u hombres que viven ilegalmente en Alemania y que proceden de Marruecos y Argelia. Catorce sospechosos están en prisión preventiva. Hasta ahora sólo uno es investigado por un delito sexual y los restantes por delitos contra la propiedad. Todo lo cual llama la atención. ¿Sólo uno es investigado por delito sexual después de más de mil denuncias? ¿No será que se quieren acallar los hechos? Andrés Velázquez [email protected]