• "Los golpes aéreos rusos han mermado la capacidad de combate del Estado Islámico", dice el jefe del Estado Mayor sirio.
  • Pero la OTAN acusa a Rusia de empeorar la guerra en Siria.
  • Y advierte de que está lista para desplegar tropas en Turquía, país socio de la OTAN, tras la incursión rusa en cielo turco.
Lo último respecto a la situación que vive Siria es que las Fuerzas Armadas sirias han iniciado una gran operación terrestre en el centro del país con la que esperan expulsar a los grupos armados debilitados tras una semana de bombardeos rusos, informan agencias. Así lo ha anunciado el jefe del Estado Mayor sirio, general Ali Abdalá Ayub, quien ha asegurado que el objetivo de la ofensiva es "eliminar a las organizaciones terroristas y liberar las zonas y los pueblos que sufren el terrorismo". El regimen sirio califica de "terroristas" a todos los grupos armados opuestos a Bashar al Asad que actúan en Siria. Según la agencia de noticias oficial siria Sana, Ayub ha reconocido que el Ejército ha iniciado la ofensiva después de que la aviación rusa "ha mermado la capacidad de combate del Estado Islámico y de otros grupos terroristas". Precisamente, este jueves se cumple exactamente una semana desde que la aviación rusa comenzó a bombardear posiciones yihadistas del Estado Islámico (EI). Pero la situación de la guerra en Siria es compleja. Porque a la OTAN y a Occidente en general no le gusta nada el protagonismo ruso en esta guerra. De hecho, el secretario general de la Alianza del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, ha reiterado hoy que la implicación de las fuerzas rusas en el conflicto sirio empeora la escalada de violencia. Stoltenberg ha insistido por segunda vez en tres días en este tema: "Mi preocupación es que los rusos no se dirigen principalmente contra el EI, sino contra otros grupos de la oposición. Además, están apoyando al régimen sirio [de Bashar el Asad] (...) y eso no contribuye a llevar la paz al país", ha resaltado el secretario general a la entrada a la reunión con los 28 embajadores de la alianza militar que se celebra hoy en Bruselas. Es más: Stoltenberg ha advertido de que la Alianza "está preparada" para desplegarse en territorio de un país socio si se considera que está bajo una amenaza, en clara referencia a la incursión rusa en cielo turco. "La OTAN ya ha reaccionado elevando su capacidad, su preparación para desplegar fuerzas también en el sur, también en Turquía", dijo, recoge El País. Así que el panorama no es precisamente halagüeño... Andrés Velázquez [email protected]