• El presidente del Parlament impulsará una demanda de medidas cautelares al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo por la impugnación de la propuesta de Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat.
  • "El TC ha usurpado unas funciones que no le son propias ya que pretende determinar, mediante medidas cautelares, la forma en como se tiene que llevar a cabo la sesión de investidura", concluye Torrent.
  • Pero en lo de "usurpar unas funciones que no le son propias" los separatistas son expertos…
El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent (en la imagen), impulsará una demanda de medidas cautelares al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo por la impugnación de la propuesta de Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat, informa La Vanguardia. En un comunicado del Parlament remitido a los medios, el organismo afirma que esta demanda se lleva a cabo para "proteger los derechos de Puigdemont a someterse al debate de investidura de forma efectiva". Dicha demanda debe plantearse de forma individual, y por ello, Torrent propondrá a los diputados y diputadas de la cámara que se sumen a ella. Esta demanda impulsada por Torrent ante el TEDH "desborda las instituciones del Estado", según apuntan fuentes del Parlament, "y pone la decisión en manos de un órgano superior que podría tutelar los derechos políticos de Puigdemont y garantizar una investidura efectiva". La intención es pedir al TEDH que "se tutelen los derechos políticos, y en concreto, el derecho a la participación política de Puigdemont. Esto implica su derecho a someterse a un debate de investidura, en tanto que es un diputado electo, y a ser elegido presidente si así lo decide una mayoría". La demanda tiene un "carácter restrictivo" y está reservada "para casos muy específicos en los que se puede producir un daño irreparable". Pese a no estar ni presentada al tribunal de Estrasburgo ni fijada la fecha para hacerlo, si esta fuera finalmente estimada se resolvería en 24 horas. Según estas fuentes, este camino "podría abrir una puerta real y efectiva para la investidura de Puigdemont". El Parlament anuncia también la presentación de las alegaciones al Tribunal Constitucional (TC) respecto a las medidas cautelares y la impugnación del Gobierno de España a la investidura del líder de Junts per Catalunya (JxCat). El texto recuerda que las decisiones adoptadas por el presidente del Parlament de proponer el candidato y convocar el pleno son "perfectamente legales y, por tanto, no pueden ser impugnadas preventivamente. En este sentido, impedir a Puigdemont la posibilidad de ser investido "vulnera su derecho al sufragio pasivo como candidato electo", así como "el derecho al sufragio activo de los ciudadanos que lo eligieron con su voto", recuerda el escrito remitido al TC. En relación a la medida cautelar propuesta por el TC, que condicionaba la posibilidad de que Puigdemont asistiera al acto de investidura si previamente se ponía a disposición judicial, el texto remitido por el Parlament considera que "no se puede exigir", ya que Puigdemont "disfruta de inmunidad y no puede ser detenido, excepto en el caso de delito flagrante". "El TC ha usurpado unas funciones que no le son propias ya que pretende determinar, mediante medidas cautelares, la forma en como se tiene que llevar a cabo la sesión de investidura", concluye el texto. Pero tiene gracia que los separatistas acusen al TC de "usurpar unas funciones que no le son propias", pues en eso, los separatistas son expertos… Por ejemplo, en saltarse la Constitución y pretender que unos pocos, los catalanes, voten lo que corresponde a muchos, los españoles… Andrés Velázquez [email protected]