• La primera ministra británica inicia una visita de Estado a la China comunista para buscar negocio tras el Brexit.
  • De lo que seguro no habla la premier británica es de los valores como la libertad, los derechos humanos o la defensa de la dignidad humana.
  • Mientras, en Reino Unido prosigue el debate sobre un segundo referéndum sobre el Brexit.
La primera ministra británica, Theresa May (en la imagen), llegó este miércoles a la comunista China para una visita oficial, en un momento en el que espera reforzar los vínculos comerciales del Reino Unido con los países extranjeros antes de su divorcio de la Unión Europea, informa En Mayúscula. May inició su visita en la ciudad industrial de Wuhan (centro) y permanecerá en el país asiático hasta el viernes. La primera ministra se desplazará durante el día a Pekín, donde se reunirá con el primer ministro chino, Li Keqiang. El jueves tiene previsto reunirse con el presidente, Xi Jinping, antes de terminar el viernes su visita en la metrópolis de Shanghái, en el este del país. Eso sí: de lo que seguro que no habla May en China es de los valores como la libertad, los derechos humanos o la defensa de la dignidad humana. El viaje a China de Theresa May se produce en un momento en que el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea copa la actualidad. El martes la Cámara de los Lores inició el examen de la ley del Brexit, un texto crucial que está previsto que genere acalorados debates. Casi 200 lores -parlamentarios no elegidos, entre los que se mezcla la aristocracia, la Iglesia y miembros designados por los partidos- han solicitado intervenir en los dos días de debate. En el primer signo de lo que le espera al proyecto de ley, un lord laborista, Andrew Adonis, presentó una enmienda para un segundo referéndum. "Sólo se le dio a la gente la primera palabra sobre el Brexit, la última debería recaer también en el pueblo" una vez conozca los términos del acuerdo final de salida, dijo Adonis. El gobierno de May enfrenta además la filtración a los medios de un informe interno sobre el Brexit que admite que el Reino Unido perderá económicamente en todos los casos, sea cual sea el acuerdo de salida que alcance con la Unión Europea. Andrés Velázquez [email protected]