• Y eso que todavía no tiene claro el sustituto de Sánchez de Lerín.
  • Lo que sí tiene claro es que el coste del fútbol -2.400 millones de euros- es una barbaridad.
  • ¿Culpable? Luis Blasco, quien ya ha perdido la jefatura global.
  • Y en España reportará a Luis Miguel Gilpérez.
  • Conclusión: Pallete cree que ya tiene la información y pretende acelerar los cambios al Consejo del 27 de julio.
  • Y aprovechar una reunión con inversores para presentar su proyecto…
  • …y mantener el dividendo.
  • Lo más curioso es que estos 'hombres de Alierta' no han hecho caso a César Alierta…
  • …quien siempre ha insistido en que debían apoyar al consejero delegado que él mismo nombró.
El nuevo presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha dado un paso trascendental. Considera que ya tiene toda la información sobre la Telefónica que permanecía oscura para él y que puede adelantar los cambios, previstos para septiembre pero que ya puede abordar en el Consejo de Administración de julio. Casi todos esos cambios apuntan a los llamados amigos de César Alierta. El hombre que le cedió el testigo pero que se ha quedado en el Consejo. Solucionados los casos de Florencio San Agapito, de Santiago Fernández Valbuena, de Eva Castillo (que no ha montado ningún pollo, hay que decirlo), hay que encauzar y terminar los de Ramiro Sánchez de Lerín y Luis Blasco. Una advertencia. No son cambios antiAlierta, dado que el propio expresidente repetía a sus próximos que debían obedecer a Pallete, pues no en vano él mismo le había nombrado consejero delegado. Sólo que no le hicieron caso alguno sino todo lo contrario que se les pedía. Y ese señor… es ahora el presidente de Telefónica. Sánchez de Lerín, secretario del Consejo y máximo responsable jurídico ,acabará su vida profesional, si así lo desea, en Brasil. Si no se ha procedido su relevo es porque Pallete aún no tiene claro su sucesor, aunque ha barajado varios nombres. Otro problema es Luis Blasco. De hecho, el cambio en Luis Blasco es gradual dado que ha sido apartado de su competencia sobre el área global de Vídeo, aunque mantiene la competencia sobre España… a las órdenes de Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica de España. Y ojo, porque a Pallete y a otros consejeros siempre les ha parecido que pagar por los derechos del fútbol hasta 2018, 2.400 millones de euros sólo ha servido para enriquecer a quien les ha tomado el pelo, un tal Jaume Roures, y para endeudar a Telefónica y elevar los precios del fútbol hasta unos niveles imposibles de rentabilizar. En definitiva, Pallete se lo ha tomado con calma pero ahora ya dispone de toda la información. Y así, piensa actuar. Si cierra los flecos esta semana lo hará en el Consejo del miércoles 27. Y ojo también expondrá a inversores y analistas su plan estratégico. Un apunte: intentará mantener el dividendo a cualquier precio. Y créanme, no es fácil. Eulogio López [email protected]