• El hombre de los derechos de retransmisión de Movistar TV podría ser sustituido por Pedro García Guillén, de Sogecable.
  • El jefe directo de Velo, Luis Blasco, considera que no ha conseguido situar a la operadora como comercializadora única de los derechos del fútbol.
  • Además, tampoco ha sabido pararle los pies a Jaume Roures y Mediapro, quien sueña con mantener los derechos de la retransmisión internacional de la liga española.
  • Y a Javier Tebas, de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).
  • Y todo eso es cierto, pero también lo es que no pueden adjudicarse a Velo todos esos 'fracasos'. En tal caso, al conjunto de la compañía.
La compra de Canal por parte de Telefónica podría cobrarse a su primera víctima. Hablamos de Luis Velo (en la imagen), actualmente director general de Movistar TV. Y el hombre que podría sustituirle es Pedro García Guillén, consejero delegado de Prisa Televisión. ¿Qué ha ocurrido? Fundamentalmente, que Luis Blasco, presidente de Telefónica Argentina y responsable de toda el área de Telefónica Vídeo en España, y jefe directo de Velo, considera que su subordinado no ha alcanzado los objetivos marcados. El más importante, situar a Movistar como comercializadora única de los derechos de retransmisión del fútbol, tanto nacional como internacional. En juego, un montante total de unos 1.500 millones de euros, de los que mil millones corresponden a la retransmisión en nuestro país, y 500 a las del extranjero. Sin embargo, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con su ministro Wert al frente, ha previsto otorgar esa comercialización a través de un concurso público que, de hecho, lo más probable es que lo gane la propia Telefónica. Pero este no es el único argumento para poner a Velo en entredicho. Según sus detractores, tampoco ha sabido pararle los pies a Jaume Roures y a Mediapro. El multimillonario comunista aspira a mantener los derechos de la retransmisión internacional de la liga española, y de hacerlo junto a sus amigos de Al Jazeera. Y por si todo lo anterior no era suficiente, a Velo también se le culpa de  no ser capaz de pararle los pies al presidente de la Liga Profesional de Fútbol (LFP), Javier Tebas. En cualquier caso, y aun considerando que todo lo anterior es cierto, también lo es que no pueden adjudicarse a Velo todos esos 'fracasos'. En tal caso, al conjunto de la compañía. Entonces, ¿la sustitución de Velo podría no suceder? Claro. Además, el director general de Movistar TV cuenta con importantes apoyos dentro de la operadora. No en vano, Movistar TV es lo que es actualmente, en buena medida, gracia a él. Pablo Ferrer [email protected]