• Una elevación de 500 millones de euros en tres meses. Demasiado, ¿verdad?
  • A mayor gloria de Jaume Roures, que vuelve a ser millonario.
  • Además de romper los precios del mercado y acercar a las telecos al precipicio de los costes.
  • El sobrecoste del fútbol ha estado en la raíz de la degradación de Luis Blasco.
  • Conclusión: la LFP cada vez es más rica, Mediapro cada vez es mas rica: paga Telefónica.
Ya hemos dicho en Hispanidad que la sucesión de Pallete por Alierta estaba resultando más compleja de lo previsto. El nuevo presidente quiere empezar una nueva etapa, lo que conlleva un nuevo equipo de confianza y `rescindir cualquier hipoteca de la etapa Alierta. Una de esas hipotecas es la inflación desmesurada del coste de los derechos del fútbol, que, además, tiene nombre propio y que ha hecho millonario, again, precisamente al hombre que ha endosado el coste a Telefónica: Jaume Roures, de Mediapro. Naturalmente, todo esto no es ajeno a que una de las primeras decisiones duras de Pallete haya sido quitarle los galones a Luis Blasco, que pasó de presidente mundial de Vídeo a responsable de España y a las órdenes de Luis Miguel Gilpérez. Fuentes internas de la compañía aseguran a Hispanidad que Pallete se pregunta cómo lo que un día costaba 1.900 millones de euros (mix de Liga y Liga de Campeones) pasa, en poco más de tres meses, a valer 2.400 millones de euros. La LFP de Javier Tebas y el Mediapro de Roures están felices con Telefónica. La duda es si José María Álvarez-Pallete abordará primero la presentación de su plan de negocio a los analistas e inversores o los cambios de dirección que aún le quedan pendientes en la estructura de Telefónica de España, que celebra Consejo el miércoles 27. Eulogio López [email protected]