Se encuentra aqui: Inicio / Confidencial / Telefónica deja Atento en manos del capital riesgo

Telefónica deja Atento en manos del capital riesgo

  • La operadora ha vendido su filial por 1.039 millones de euros a Bain Capital.
  • En junio de 2011, y tras varios retrasos, Telefónica suspendió la salida a bolsa del 51% de Atento por falta de demanda.
  • El acuerdo de venta incluye que la compañía de atención al cliente seguirá siendo proveedor de servicios del grupo de César Alierta durante nueve años.
  • Aún así, y siguiendo la pauta de actuación de los private equity, se teme una fuerte reducción de plantilla (actualmente, de 152.000 empleados).

Este viernes, día de la Hispanidad, hemos conocido que Telefónica ha vendido su filial Atento a la firma de capital riesgo Bain Capital. Por cierto, firma ésta cofundada en 1984 por Mitt Romney, candidato republicano a la Casa Blanca. La operación se ha cerrado por 1.039 millones de euros.

Conviene recordar que en junio de 2011, y después de varios aplazamientos, la multinacional presidida por César Alierta (en la imagen), decidió suspender la salida a Bolsa del 51% de su filial de atención al cliente. El mercado no respondió como se esperaba, y no se llegó a cubrir la totalidad de la demanda, y eso a pesar de que se bajó el precio mínimo hasta un 10%. Entonces, la compañía se valoró en 1.035 millones de euros, lejos de la horquilla de 1.155 a 1.500 millones de euros que se planteó al principio.

Por su parte, en 2011, los ingresos de Atento alcanzaron los 1.802 millones de euros, el OIBDA fue de 161 millones de euros, y su deuda neta en junio de 2012 ascendió a 175 millones de euros.

Pero volvamos a la venta de hoy. Según la documentación remitida a la CNMV, la venta incluye el pago aplazado condicionado de 110 millones de euros, así como la concesión por parte de la operadora de una financiación por importe de 110 millones de euros.

Además, el acuerdo incluye que Atento seguirá siendo el proveedor de servicios de atención al cliente de Telefónica durante nueve años. A pesar de esto, y siguiendo la pauta de actuación que caracteriza a las firmas de capital riesgo -comprar empresas para luego trocearlas con el único fin de ganar dinero- se teme una fuerte reducción de plantilla. Ahora mismo, la compañía cuenta con 152.000 empleados repartidos en más de quince países.

Se espera que la operación se cierre antes del 31 de diciembre de 2012.

Pablo Ferrer

pablo@hispanidad.com
 
 
Subir al inicio