• El senador Ted Cruz alcanzó la suma de 502 delegados frente a los 739 que ostenta el magnate.
  • Con el triunfo en Wisconsin, Cruz llega a su novena victoria, tras imponerse en Iowa, Alaska, Oklahoma, Texas, Kansas, Maine, Idaho y Utah.
  • Además, en la Convención Republicana que se celebrará en julio en Cleveland, muchos de los referentes republicanos podrían oponerse a la candidatura de Trump a quien ven como perdedor en caso de una potencial contienda contra Hillary Clinton.
  • En el lado demócrata, Bernie Sanders derrota a Hillary Clinton y consigue su sexta victoria consecutiva, aunque sigue lejos en número de delegados (1.056 frente a 1.743).
El senador Ted Cruz (en la imagen) derrotó este martes a Donald Trump en la primaria republicana de Wisconsin y alcanzó, por lo menos, la suma de 502 delegados frente a los 739 que ostenta el magnate, ya que por el momento le fueron asignados 33 de los 42 que se disputaron en el Estado de la región del medio oeste, publica Infobae. El resultado reduce las posibilidades del magnate de llegar al mínimo necesario de delegados para asegurarse la candidatura republicana. Además, con el triunfo en Wisconsin, Cruz llega a su novena victoria, tras imponerse en Iowa, Alaska, Oklahoma, Texas, Kansas, Maine, Idaho y Utah. "Tenemos una opción, una opción real", le dijo el senador a sus seguidores tras conocerse los resultados de la interna. Aunque matemáticamente Cruz continúa lejos de Trump, esta victoria frena al magnate y podría dificultarle el camino de cara a la Convención Republicana que se celebrará entre el 18 y el 21 de julio en Cleveland, Ohio. Allí, muchos de los referentes republicanos podrían oponerse a la candidatura de Trump a quien ven como perdedor en caso de una potencial contienda contra Hillary Clinton, quien en las encuestas difundidas la semana pasada superaba al empresario en dos dígitos. Trump mantiene una ventaja estadística importante y por ahora está lejos de perder la carrera, pero su campaña se desinfla y la posibilidad de llegar a una convención abierta se agranda. El empresario sabe lo que eso significaría: la consolidación de la coalición del establishment republicano en su contra. En el lado demócrata, Bernie Sanders parece ponerse nuevamente en carrera por la nominación republicana, a pesar de la diferencia de delegados que ostenta su rival, Hillary Clinton, publica Infobae. El socialista se quedó con la victoria en Wisconsin y sumó al menos 45 delegados llegando a los 1.056 incluidos los 31 súperdelegados. La ex secretaria de Estado tiene actualmente una importante ventaja, alcanza los 1.743, gracias a los 469 súperdelegados que le fueron asignados. De todas formas, Sanders consolida una racha de triunfos tras imponerse en Idaho, Utah, Alaska, Hawaii, Washington y Wisconsin de manera consecutiva. La simbólica victoria deja ver que el socialista buscará pelea, sobre todo para que Clinton no logre alcanzar los 2.383 delegados con los que se quedaría con la nominación para las elecciones presidenciales. José Ángel Gutiérrez [email protected]