• Fue el primer ejecutivo de Mubadala, el fondo con inversiones en Ferrari y en el Manchester City, entre otros.
  • A pesar del relevo en la cúpula, el equipo directivo de la petrolera no cambiará.
  • Abu Dabi quiere invertir en el mundo a través de Cepsa: 10.000 millones de euros hasta 2019.
Cambios en la cúpula de Ipic, dueña de Cepsa desde 2011. Khadem Abdullah al-Qubaisi ha dejado el cargo de director general de Ipic y ha sido sustituido por Suhail Al Mohammed Mazroui (en la imagen). Eso es lo que ha ocurrido de momento. Es decir, Khadem Abdullah al Qubaisi sigue siendo el presidente de Cepsa, aunque su relevo al frente de la petrolera española, filial de Ipic, se consumará en breve. El cambio en la cúpula de Ipic no hay que entenderlo como un castigo o un relevo por una mala gestión, sino como un cambio 'natural', después de ocho años como director general del grupo. En cualquier caso, el nuevo director general de Ipic y próximo presidente de Cepsa, Suhail Al Mohammed Mazroui tendrá que ponerse al día sobre la empresa española ya que apenas la conoce. Con un perfil más financiero que industrial, Suhail Mazroui ha sido el primer ejecutivo de Mubadala, el fondo con inversiones en el mundo del deporte, por ejemplo, en la escudería Ferrari y en el club de fútbol inglés, Manchester City. Además, Mazroui ha sido ministro de Energía de Abu Dabi desde marzo de 2013. A pesar del relevo en la cúpula de Cepsa, el equipo directivo, liderado por el consejero delegado, Pedro Miró, no sufrirá ningún cambio relevante. Es más, en Ipic están más que satisfechos con la labor realizada por la actual dirección de la petrolera, y quieren que siga así en esta nueva etapa que ahora comienza. Nos referimos al nuevo plan estratégico de la compañía, que contempla inversiones de hasta 10.000 millones de euros hasta el año 2019. La intención del grupo es duplicar el valor de la petrolera, esto es, pasar de los 9.000 millones de euros que estiman que es su valor, a los 18.000 millones. El propósito es crecer en las áreas de petroquímica y exploración y producción. Precisamente, la compañía ha inaugurado este martes el complejo petroquímico Cepsa Chemical Shanghai (China), iniciado en 2011 y que ha supuesto una inversión de 300 millones de euros. Durante el acto, sin embargo, Miró ha señalado que el nuevo plan estratégico no significa que se vayan a abandonar las inversiones tradicionales en refino, fundamentalmente en España. Tampoco se descuidarán las inversiones en exploración, que seguirán siendo la principal actividad de la compañía. En definitiva, Abu Dabi quiere invertir en todo el mundo, y lo va a hacer -ya lo está haciendo- a través de Cepsa. Pablo Ferrer [email protected]