• El magnate estadounidense de origen húngaro cargó contra el bitcoin en Davos: "No es una moneda" y sus frecuentes alzas son "una burbuja típica".
  • Pero otra cosa es lo que hace con su dinero y en esto de especular tiene mucha práctica.
  • De ahí que no sólo sea accionista de Overstock, sino que nada más y nada menos sea el tercero.
  • Y en pro del dinero, Soros hace lo que sea: hundió la libra esterlina en 1992 pero ahora quiere salvar a Reino Unido del Brexit.
  • Ojo, con ir en su contra: criticó a Google y Facebook por ser "monopolios cada vez más poderosos" y acaba de salir del capital de la red social.
A George Soros (en la imagen), además de ser uno de los rostros del Nuevo Orden Mundial (NOM), se le podría calificar como el especulador del caos. Y es que apenas tres semanas después de criticar el bitcoin, se ha descubierto que es accionista de Overstock, compañía estadounidense minorista en línea que acepta la criptomoneda como medio de pago. El magnate estadounidense de origen húngaro cargó contra el bitcoin hace tres semanas en el Foro Mundial de Davos: "No es una moneda" y sus frecuentas alzas son "una burbuja típica". Pero otra cosa es lo que hace con su dinero y en esto de especular (algo a lo que contribuye el bitcoin) tiene bastante práctica… De ahí que no sólo sea accionista de Overstock (una especie de El Corte Inglés digital que vende muebles, ropa, joyas, relojes, productos electrónicos…), sino que nada más y nada menos sea el tercero. En concreto, el fondo de inversión Soros Fund Management había asegurado 2,47 millones de acciones de la firma fundada por Patrick Byrne a finales del cuarto trimestre de 2017, según informó CNBC. Y en pro del dinero, Soros hace lo que sea, como bien saben. Por ejemplo, si fue capaz de hundir la libra esterlina en 1992, ahora quiere salvar a Reino Unido del Brexit. Claro que en estos momentos el bitcoin y compañía están bajo lupa. De hecho, el regulador financiero nipón va a investigar a 15 operadores de criptomonedas, mientras la CNMV y el Banco de España han alertado de los riesgos, y varios países piden que se aborde el tema de su regulación en la próxima cumbre del G-20. Quizá la inversión en Overstock no sea tan buena idea... Pero ojo con ir en contra del magnate estadounidense de origen húngaro… ¡lo sabe bien Facebook! En Davos, Soros también criticó duramente a Google y la red social por ser "monopolios cada vez más poderosos" y que podrían estar tentados de aliarse con "regímenes autoritarios" para crear "una red totalitaria como las que podrían haber imaginado Aldous Huxley o George Orwell" en sus respectivas novelas (Un mundo feliz y 1984). Y esto ha tenido su reflejo a nivel inversor, pues Soros acaba de salir del capital de Facebook. Cristina Martín [email protected]