• La vicepresidenta rompe amarras con la muy liante presidenta madrileña.
  • Consejo de Moncloa a Cifuentes: tranquilícese, ya llegará su momento.
  • Cifuentes quiere ser presidenta del Gobierno… pero se le nota mucho.
  • A la presidenta madrileña ya se le conoce en Génova como Wally: ¿Dónde está Wally? No sabemos. ¿Dónde está Cifuentes? En todos los sitios.
  • Y también, "Gallardona".
  • En cualquier caso, hay tres mujeres en el PP que se parecen demasiado, por eso se repelen: Soraya, Cifuentes y Cospedal.
Toma de posesión del Ministro del Interior. Buena parte del Consejo está allí presente. Ministros, nada más que ministros y… la Gallardona. "Gallardona" es como empiezan a conocer en Génova a Cristina Cifuentes (en la imagen junto a Soraya Sáenz de Santamaría) porque su quehacer recuerda mucho al de Ruiz Gallardón: duro con los propios y solícito con los ajenos, tendencia a hacerse el progre dentro de Génova y presencia en bautizos, bodas y funerales. Cristina Cifuentes ha recorrido todos los ministerios en la toma de posesión hasta el de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, donde se le ha relegado a un segundo lugar. ¿Por qué, si Soraya ha sido la gran valedora de Cifuentes para cargarse a Ana Botella y a Esperanza Aguirre? Pues porque la vicepresidenta, insistimos, más controlada que potenciada por Rajoy en su nuevo Gobierno, quiere romper amarra con Wally-Cifuentes o, si lo prefieren, la Gallardona. Y es que las dos aspiran a lo mismo, a la Presidencia, pero a Soraya se la ha ninguneado en el nuevo Gobierno (ha crecido su responsabilidad pero ha menguado su poder) y a Cifuentes, también aspirante a ministra, se le ha pedido que se tranquilice un poquito y que ya llegará su momento. En cualquier caso, hay tres mujeres que se parecen demasiado, por eso se repelen: Soraya, Cifuentes y Cospedal. Eulogio López [email protected]