• La proporción de brasileños que consideran que el Gobierno de Rousseff es "malo" o "muy malo" ya llega al 65%.
  • La salud, la corrupción y el desempleo son las mayores preocupaciones de los votantes brasileños.
  • En momentos en que aumenta el desempleo y el entorno político de la presidenta se ve perseguido por acusaciones de corrupción, no es de extrañar el resultado. La popularidad de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff (en la imagen), sufrió un nuevo golpe en junio, debido a que apenas un 10 por ciento de los votantes aprueba su Gobierno, según un sondeo de Datafolha publicado por el diario Folha de S. Paulo y que recoge Reuters. La proporción de brasileños que consideran que el Gobierno de Rousseff es "malo" o "muy malo" aumentó a un 65 por ciento esta semana, desde un 60 por ciento en abril. De hecho, la aprobación de la presidenta fue la más baja de un presidente brasileño desde que Fernando Collor de Mello enfrentó un proceso de destitución en 1992. La imagen de Rousseff empeoró en todos los grupos y regiones, incluidos los sectores socioeconómicos más pobres que se beneficiaron más de las políticas de Rousseff y su mentor Luis Inácio Lula da Silva. Y eso que el sondeo fue realizado antes de que la policía federal arrestara a ejecutivos de las dos firmas de construcción más grandes de Brasil debido a que presuntamente participaron en una trama de corrupción que ha sido relacionada al partido de Rousseff y al propio Lula. La salud, la corrupción y el desempleo son las mayores preocupaciones de los votantes brasileños, mostró el sondeo. La porción de los votantes que citaron al desempleo como su mayor preocupación aumentó a un 11 por ciento, desde el 6 por ciento de abril, reflejando el reciente aumento de la cesantía, ya que las compañías han despedido a más de 200.000 empleados en apenas dos meses. Claro, en momentos en que aumenta el desempleo y el entorno político de Rousseff se ve perseguido por acusaciones de corrupción, no es de extrañar el resultado. A ello se le añaden las subidas de impuestos... Andrés Velázquez [email protected]