• En los Balcanes, cientos de hombres, mujeres e incluso niños duermen directamente en el suelo sin un techo que los cobijara y muy poco para abrigarse.
  • Los refugiados suplican constantemente más mantas, comida y agua.
  • Un médico que había examinado a algunos de ellos dijo que muchos estaban exhaustos y deshidratados.
  • "La imagen de miles de refugiados durmiendo a la intemperie mientras recorren Europa denuncia la falta de un enfoque previsor y una respuesta coordinada por parte de la UE a la crisis de refugiados", denuncia Amnistía Internacional.
Continúa la peor crisis de refugiados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, desencadenada por la guerra de Siria y por la inestabilidad en Oriente Medio y el norte de África. Una inestabilidad y una crisis en gran parte originadas por las atrocidades de los yihadistas del Estado Islámico. Pero lo que hace semanas ocurría en Hungría con los refugiados ocurre ahora en los Balcanes, hacia donde se desvió el flujo de personas que desea entrar a la Unión Europea en busca de una vida mejor. En ese contexto, las temperaturas nocturnas en los Balcanes no llegan ya a los 10 grados centígrados y se avecina una crisis humanitaria, ya que muchos miles de refugiados acampan cada noche a la intemperie a su paso por Serbia, Croacia, Eslovenia y Austria, la mayoría de ellos con sus esperanzas puestas en llegar a Alemania, informan agencias. "Con el invierno a la vuelta de la esquina, la imagen de miles de refugiados durmiendo a la intemperie mientras recorren Europa denuncia la falta de un enfoque previsor y una respuesta coordinada por parte de la Unión Europea a la crisis de refugiados", denuncia John Dalhuisen, director del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional. "Cuando el jueves por la noche los investigadores de Amnistía Internacional visitaron Brežice, ciudad cercana a la frontera de Eslovenia con Croacia, encontraron unos 2.000 refugiados acampando al raso con temperaturas de 5 grados centígrados", añade. Cientos de hombres, mujeres e incluso niños y niñas dormían directamente en el suelo sin un techo que los cobijara y muy poco para abrigarlos. La Cruz Roja eslovena, los organismos de ayuda y el personal voluntario distribuían comida y agua, pero sólo disponían de medio centenar de mantas para repartir. Los refugiados suplicaban constantemente más mantas, comida y agua. Un médico que había examinado a algunos de ellos dijo a Amnistía Internacional que muchos estaban exhaustos y deshidratados. "En los últimos meses, los dirigentes europeos se han centrado en proteger las fronteras externas de la UE, acelerando los retornos y haciendo que los países vecinos actúen como porteros, mientras ignoraban la crisis –cada vez mayor y totalmente predecible– que se desarrollaba en sus propias fronteras", ha añadido John Dalhuisen. "Bien sea cerrando sus fronteras, como Hungría, o abriéndolas para que los refugiados y migrantes sigan su camino hacia Alemania, como Croacia, Eslovenia y Austria, los países de la UE que se encuentran en la principal ruta de los Balcanes Occidentales están eludiendo sistemáticamente su responsabilidad de proporcionar condiciones de recepción adecuadas y acceso a procedimientos de concesión de asilo. "La UE dispone de los mecanismos y –colectivamente– del dinero necesario para garantizar unas condiciones de recepción adecuadas a todos los refugiados y migrantes que llegan hasta ella; ambas cosas deben utilizarse para poner fin a la penosa marcha de cientos de miles de refugiados y migrantes." El viernes, Eslovenia fue el primer país que solicitó la ayuda del Mecanismo de Protección Civil (MPC) de la UE, concebido para colaborar con los Estados de la Unión en caso de desastre humanitario. Este mecanismo ayudó a miles de serbios que quedaron sin hogar por las devastadoras inundaciones de mayo de 2014. Ahora, los Estados europeos que ven cruzar por sus fronteras a innumerables refugiados y migrantes también deben solicitar la ayuda del MPC. Amnistía Internacional pide que se preparen urgentemente centros de recepción con calefacción, camas, comida, agua potable y saneamiento. Las personas solicitantes de asilo deben recibir información exacta y oportuna sobre los procedimientos pertinentes, incluida la forma de acceder a la protección internacional. El plan de reubicación acordado por la UE debe ponerse en práctica rápidamente. ¿Es esta la solidaridad europea? José Ángel Gutiérrez [email protected]