• El tercer banco francés por capitalización bursátil ganó un 49,3% más en 2015 gracias a los extraordinarios.
  • A los 1.300 millones de euros provisionados hasta septiembre, ha tenido que añadir otros 400 millones para hacer frente a los litigios legales.
  • Y el mercado lo penaliza con una caída del 12,5%.
Varias claves en los resultados de 2015 de Société Générale. La primera, la plusvalía de 147 millones de euros obtenida por la venta del 20% de Amundi, la sociedad de gestión de activos que tenía junto a Crédit Agricole, que posee el 80%. La segunda, que los resultados de 2014 sufrieron el impacto negativo de la actividad en Rusia y de la salida de negocio de financiación al consumo en Brasil. En otras palabras, con poco que hiciera, los resultados de 2015 serían mejores que los de un año antes. Y así ha sido. Ahora bien, el negocio bancario continúa muy mermado, si bien es cierto que el de la banca particular creció un 27% en el último trimestre. Eso sí, no pudo compensar la caída del 35% de la banca de inversión, ni evitar que el producto bancario entre septiembre y diciembre disminuyera un 1,2%. Otra de las claves del ejercicio han sido las provisiones. Hasta septiembre, la entidad que dirige Frédéric Oudéa (en la imagen) realizó provisiones por valor de 1.300 millones de euros, cifra que parecía suficiente, con alguna pequeña variación. Sin embargo, en el último trimestre, el banco ha realizado una provisión adicional de 400 millones de euros. Y es que la entidad se teme lo peor ante la investigación que están llevando a cabo las autoridades norteamericanas por la presunta violación del embargo decretado varios países como Irán, Sudán, Cuba o Libia. En definitiva, el negocio bancario ha dejado de ser negocio. Si, además, hay que hacer frente a litigios legales... Y, cuidado, porque las sanciones pueden ser históricas, como la que tuvo que pagar BNP Paribas, de 6.600 millones de euros. Resultado: el mercado castiga a la cotización del banco, que cae este jueves más de un 12,5%, esto es, más del doble que el resto del sector. Pablo Ferrer [email protected]