• ¿El Estado Islámico o los rebeldes a Al Assad?
  • Rusia asegura haber cortado la línea de suministros del Estado Islámico.
  • Sin embargo, Turquía dice que solo dos de los 57 ataques rusos en Siria apuntaron contra el EI.
Aviones rusos han realizado este miércoles intensos bombardeos en Siria, en las provincias de Idleb y Hama, en el noroeste y el centro del país, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). "Aviones, según parece rusos" bombardearon al menos en cuatro lugares de la provincia de Hama y en tres de la de Idleb, ha afirmado la ONG, recogen agencias. Rusia asegura que está haciendo daño al Estado Islámico. Por ejemplo, los aviones rusos habrían destruido diez objetivos del grupo terrorista, según recientes informaciones rusas. Uno de los mayores logros sería el corte de la línea de suministros de armas de los yihadistas, publica DW. El Ministerio de Defensa de Rusia destaca que los ataques de su aviación han afectado el sistema de abastecimiento de los yihadistas y ha dañado las infraestructuras que preparan a los terroristas suicidas. Sin embargo, estas informaciones rusas contrastan con las de los turcos, que aseguran que sólo dos de los 57 ataques aéreos lanzados por las fuerzas rusas en Siria tenían como objetivo las posiciones del Estado Islámico, mientras que el resto apuntaron contra los rebeldes sirios, según el primer ministro turco Ahmet Davutoglu, recogen agencias. "De los 57 ataques rusos en Siria solo dos estaban dirigidos contra el EI y el resto, contra la oposición siria", dijo Davutoglu a la prensa en Ankara. El jefe del Ejecutivo turco afirmó que la información que se recibe de la parte rusa difiere "de lo que ocurre en realidad". "Apoyamos a los que luchan contra el EI, pero los ataques contra la oposición moderada solo hacen más fuerte al Estado Islámico". Andrés Velázquez [email protected]