• Como ya ocurrió durante el primer trimestre, es el mayor volumen de ventas desde el año 2001.
  • Pero cuidado, porque parece que el impulso se frena: en junio vendió 8.000 vehículos menos que en el mes de marzo.
  • Las claves: el lanzamiento del Ateca y la renovación del León.
  • La marca confía en los nuevos Ibiza y Arona para la segunda mitad del año.
2017 está siendo un año espectacular para SEAT, que ha registrado, hasta junio, las mayores ventas desde el año 2001. Ya le ocurrió en el primer trimestre, que cerró con 117.300 vehículos vendidos, un 14% más respecto al mismo periodo de 2016. Ahora, al cierre de junio, las ventas han alcanzado los 246.500 vehículos, un 13,7% más que en 2016, según los datos publicados este martes por la compañía. Ahora bien, si comparamos el dato del mes de marzo con el de junio, la cosa cambia, porque las ventas han pasado de 53.200 vehículos en marzo a 45.200 en junio. Es decir, ha vendido 8.000 vehículos menos. Es cierto que el volumen de vehículos vendidos en marzo fue el mayor en un solo mes en los últimos 17 años, pero no por eso se debe pasar por alto el descenso registrado en junio. En cualquier caso, estamos ante un año especial con dos claves que destacan sobre las demás: el lanzamiento del Ateca a finales de 2016 y la renovación del León, el modelo más vendido de la marca, a principios del presente ejercicio. Para que 2017 sea realmente un año de récord, la marca confía en el nuevo modelo de Ibiza, la quinta generación, que se encuentra en plena fase de lanzamiento, y en el nuevo Arona (en la imagen), presentado el 26 de junio y que se comercializará en el último trimestre del año. Y para comenzar bien 2018, la marca lanzará un tercer SUV de hasta 7 plazas y que se situará un segmento por encima del Ateca. Pablo Ferrer [email protected]