• Estos tres centros universitarios han sido objeto de ataques cristófobos. El último: el pasado sábado en la Rey Juan Carlos.
  • En sus muros aparecieron pintadas que decían: "Iglesia k ilumina la k arde", "Misas fuera", "No más crucifijos" o "Iglesia fuera de la universidad".
  • Y todo ello, a pesar de que la Rey Juan Carlos no tiene capilla.
  • Este ataque se descubrió el pasado sábado, horas después de que unos radicales intentaran quemar la capilla de la Autónoma, que fue profanada hace un año.
  • El odio a los católicos en la universidad se extiende: el ataque más grave se dio en 2011, cuando Rita Maestre y sus colegas profanaron la capilla de la Complutense. 
Tristemente, la cristofobia en España está en auge, a pesar de que la libertad religiosa es un derecho humano recogido en la Constitución española -artículo 16- y también en la Declaración de Naciones Unidas -artículo 18-. Por ejemplo, se ha disparado el odio a los católicos en la universidad madrileña: desde la Complutense a Rey Juan Carlos, pasando por la Autónoma. Estos tres centros universitarios públicos han sido objeto de ataques cristófobos. El último tuvo lugar el pasado sábado en la Rey Juan Carlos, como ha informado Aciprensa. En sus muros aparecieron pintadas que decían: "Iglesia k ilumina la k arde", "Misas fuera", "No más crucifijos" o "Iglesia fuera de la universidad". Y todo ello, a pesar de que esta universidad no tiene capilla. El director de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, Javier Menéndez Ros, también se hizo eco de este ataque en su Twitter, donde escribió: "'Iglesia que ilumina la que arde' Intolerable pintada en la universidad pública Rey Juan Carlos de Madrid. Fomentando violencia y odio". Los lamentables hechos se descubrieron el pasado sábado, apenas unas horas después de que unos radicales intentaran quemar la capilla de la Autónoma y también hicieran una pintada diciendo "La Iglesia que ilumina es la que arde". Un lema que está de moda gracias a Rita Maestre, que en 2011, asaltó con varios colegas la capilla de la Complutense, al grito de "Arderéis como en el 36". Claro que la capilla de la Autónoma no es la primera vez que sufre un ataque cristófobo, hace un año fue objeto de profanación, daños y ocupación hace un año. Pero en esta ocasión, hay que destacar el silencio del Gobierno Rajoy que, paradójicamente, sí se ha rasgado las vestiduras ante la destrucción de la mezquita de Mosul (Irak). Todos estos hechos condenables son muestras de que el odio a los católicos en la universidad se extiende, además tienen pocas consecuencias judiciales, tristemente. Y es que en el ataque más grave hasta la fecha (profanación de la capilla de la Complutense), Rita Maestre salió de rositas: fue condenada en primera instancia por el Juzgado de lo Penal número 6 -y no dimitió de su cargo como portavoz del Ayuntamiento de Madrid- y después fue absuelta en la Audiencia Provincial de Madrid. Cristina Martín [email protected]