• Eso sí, se ha defendido diciendo que ha rectificado y que ahora se venden más inmuebles a particulares que a fondos.
  • En sus dos años de actividad, el banco malo ha amortizado el 10,6% de la deuda que emitió para adquirir los activos tóxicos.
Comparecencia de Jaime Echegoyen (en la imagen) en el Congreso. Además de hacer un repaso a las últimas cifras, el presidente de la SAREB ha asegurado a sus señorías que el banco malo no va a necesitar más dinero público. ¡Sólo faltaba! Lo que tiene que hacer ahora la SAREB es vender los activos que se le han entregado, por cierto, a precio de risa. Sólo faltaba que, encima, necesitara más fondos públicos. Los números: en dos años ha amortizado 5.400 millones de euros de deuda, un 10,6% de los 50.700 millones que tuvo que emitir para adquirir los activos de las entidades nacionalizadas y ha reducido en 6.500 millones el volumen de los activos problemáticos. Durante su comparecencia, Echegoyen se ha defendido de las críticas de algunos diputados por la venta de inmuebles a fondos especulativos. El presidente del banco malo ha recordado que, desde que él asumió las riendas de la sociedad, la estrategia de la SAREB se ha centrado en la venta a particulares. Pablo Ferrer [email protected]