• Se opone a "cualquier tipo de cesión de suelo público para la construcción de escuelas concertadas, privadas y/o religiosas"
  • Lo afirma la nueva secretaria general del PSM en la web de los socialistas de Getafe.
  • Hernández añade: "La educación, entendida como un servicio público básico, ha de ser pública y laica como garantía de universalidad y gratuidad".
  • Y concluye: "Manifestamos que la red concertada educativa ha de entenderse sólo como subsidiaria de la red pública, dichos conciertos han de limitarse a aquellos centros que atiendan a necesidades reales de escolarización y siempre que cuenten con el mínimo de calidad exigible".
La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, se ha convertido en la nueva secretaria general del PSM al conseguir el 57,67 % de los apoyos (3.693 votos) frente al 42,33 % de su contrincante, Juan Segovia (2.711). En la jornada electoral se han emitido un total de 6.571 votos, de los cerca de 15.000 militantes que estaban llamados a las urnas. Con la proclamación provisional de la nueva líder del PSM, el partido recupera la normalidad después de haber estado gestionado durante cerca de seis meses por una comisión gestora. Este órgano, presidido por Rafael Simancas, asumió las riendas del PSM tras la destitución del exsecretario general Tomás Gómez por la Ejecutiva Federal del PSOE, al acusarle de haber provocado un "deterioro grave" de la imagen pública del partido por asuntos como el sobrecoste del tranvía de Parla, localidad de la que fue alcalde. En cuanto a qué opina Sara Hernández sobre los valores no negociables -vida, familia, libertad de enseñanza y bien común-  en la web de los socialistas de Getafe, ella afirma: "La educación, entendida como un servicio público básico, ha de ser pública y laica como garantía de universalidad y gratuidad, posibilitando el derecho al aprendizaje de todo el alumnado. En ese sentido, manifestamos que la red concertada educativa ha de entenderse sólo como subsidiaria de la red pública, dichos conciertos han de limitarse a aquellos centros que atiendan a necesidades reales de escolarización y siempre que cuenten con el mínimo de calidad exigible. En esa línea nos oponemos a cualquier tipo de cesión de suelo público para la construcción de escuelas concertadas, privadas y/o religiosas. Del mismo modo, apostamos por la creación de: un Fondo de Compensación educativa destinado a las familias más necesitadas con hijos e hijas en edad escolar, un Banco Solidario de libros de Texto formado por receptores y donantes de este material escolar". Así que lo de la libertad de enseñanza para los padres que quieran una educación religiosa para sus hijos, Hernández no lo tiene muy claro... Andrés Velázquez [email protected]