• La farmacéutica francesa no recupera posiciones en su unidad de diabetes: las ventas de Lantus caen un 11% y lastran los ingresos totales (-3%), hasta 8.543 millones.
  • El beneficio neto atribuible se desploma un 24%, hasta los 987 millones y el Ebitda se sitúa en 1.154 millones (-11%).
  • El jueves mejoró su oferta por la estadounidense Medivation a más de 9.100 millones, con la que aumentaría su papel en oncología.
  • Claro que tampoco está libre de escándalos: más de 450 malformaciones en recién nacidos por el consumo del antiepiléptico Depakine durante el embarazo.
A la vista de los resultados del primer trimestre presentados por Sanofi hay una cosa clara: poco más de un año después, el fichaje de Olivier Brandicourt (en la imagen) sigue sin dar sus frutos. Y eso que las esperanzas puestas en él eran muchas, pues había trabajado en la multinacional farmacéutica alemana Bayer entre 2013 y 2015 y había ocupado altos cargos de gestión en la norteamericana Pfizer dentro y fuera de EEUU entre 2000 y 2013. La farmacéutica francesa no ha logrado recuperar posiciones en su unidad de diabetes, pues las ventas de su medicamento estrella para esta enfermedad, Lantus, han caído un 11% en los primeros tres meses del año por el recorte de precios en EEUU. Un descenso que ha lastrado los ingresos totales de Sanofi, los cuales han retrocedido un 3%, hasta los 8.543 millones de euros, frente a los 8.713 millones obtenidos hace un año. Por divisiones, las ventas sólo han aumentado en: Genzyme ( 20,5%, hasta los 1.169 millones), Salud Animal ( 17,5%, hasta los 760 millones) y Vacunas ( 8,2%, hasta los 625 millones. Mientras, la división de Diabetes & Cardiovascular y la de General Medicines & Emerging Markets han bajado sus ingresos un 5,8% y un 4,3%, hasta los 1.499 millones y los 4.490 millones, respectivamente. También hay que hablar de descensos en otras magnitudes de la cuenta de resultados. El beneficio neto atribuible se ha desplomado un 24%, hasta los 987 millones y el Ebitda se ha situado en 1.154 millones (-11%). Paralelamente, hay que mencionar que el pasado jueves Sanofi mejoró su oferta por la estadounidense Medivation, llegando a poner sobre la mesa 9.300 millones de dólares (unos 9.160 millones de euros). Si finalmente la operación se lleva a cabo, los analistas del Sabadell consideran que sería favorable para la farmacéutica francesa, pues le permitiría aumentar su exposición en la división de oncología, que ahora supone el 4% de las ventas. Claro que Sanofi tampoco está libre de escándalos. Tal y como recogió a principios de marzo Redacción Médica se han producido más de 450 malformaciones en recién nacidos por el consumo del antiepiléptico Depakine durante el embarazo. Un caso que recuerda al de la talidomida de Grünenthal. Veremos qué sucede y si las víctimas son mejor atendidas. Cristina Martín [email protected]