• Vodafone también cae en noviembre aunque, según datos preliminares, parece que se recupera levemente en diciembre.
  • No olvidemos que Orange España continúa siendo la joya de la corona de la multinacional francesa.
  • Su desmoronamiento podría hacer cambiar la estrategia de todo el grupo.
  • Movistar consolida su mejoría iniciada en octubre mientras Másmóvil ralentiza un poco su crecimiento.
Los datos de la CNMC publicados este viernes dejan al descubierto la sangría que está sufriendo Orange en su base de clientes de móvil. Concretamente, durante el mes de noviembre, la teleco que dirige Laurent Paillassot (en la imagen) perdió algo más de 56.000 líneas de móvil. Y no es la primera vez. Es una tendencia que dura ya cuatro meses. Y cuidado, porque Orange también es la compañía que ha perdido más líneas de banda ancha fija en noviembre (10.600), frente a los otros tres operadores que han registrado saldos positivos: Másmóvil ha sumado 51.700 líneas, Vodafone 23.100 y Movistar 15.600. Volvamos a las líneas móviles. La otra compañía que ha sufrido de lo lindo es Vodafone, que ha registrado un saldo neto negativo de portabilidad de algo más de 55.000 líneas. El último trimestre de 2017 ha sido especialmente difícil para la filial de la teleco británica -la caída comenzó en octubre- aunque, según datos preliminares y a diferencia de Orange, mejorará ligeramente en diciembre. El panel negativo lo completan los OMV, que pierden 57.600 líneas de móvil después de tres meses de aumentos. En el otro extremo están las dos grandes vencedoras, Movistar y Másmóvil, aunque con matices distintos. Porque, mientras Movistar ha dado un salto importante en noviembre y ha consolidado la mejoría iniciada en octubre, el cuarto operador convergente ha ralentizado levemente su crecimiento. Pablo Ferrer [email protected]