• Y aunque dice que, a la vez, respetará el acuerdo con Ciudadanos, no sabemos qué tal le va a sentar a los de Albert Rivera.
  • Porque Ciudadanos se define como incompatible con el comunismo de Podemos.
  • También reconoce, por primera vez, que la derecha supera a la izquierda en el Parlamento, lo cual contradice todo aquello del mandato de la ciudadanía…
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se empeña en lograr un Frente Popular a 'lo 36'. Así se desprende de sus palabras de hoy lunes en el Comité Federal de su partido, cuando ha defendido  -a 24 horas de iniciarse el Pleno de investidura al que se presenta como candidato a presidente del Gobierno-  su voluntad de ampliar el acuerdo de gobierno firmado con Ciudadanos a las fuerzas "progresistas y de izquierda". Por ello, les hará una oferta que vaya "mucho más allá" en materia laboral, social y de regeneración democrática que el pactado con Ciudadanos, aunque respetando que sea "coherente" con el documento acordado con el partido de Albert Rivera, informa RTVE. Lo que no sabemos es qué tal le sentará dicha oferta a Ciudadanos, un partido que se ha definido como incompatible con el arcaico comunismo de Podemos. En cualquier caso, Sánchez, que acaba de lograr este fin de semana el sí de los militantes de su partido al acuerdo alcanzado con Ciudadanos, es consciente de que no suma los votos suficientes para procurarle la Presidencia del Gobierno. En consecuencia, ha apelado una vez más a "las fuerzas del cambio" para que respondan "sí o no" "si quieren apostar por el cambio". En concreto, ha explicado que quiere "reforzar" el pacto en materia de emergencia social, mercado laboral y recuperación de derechos laborales, lucha contra el cambio climático, igualdad, regeneración democrática, lucha contra la corrupción y políticas de asilo y refugiados. Sánchez ha señalado que el programa de Ciudadanos, al que ha calificado de partido de centro derecha, no lo comparten, así como el partido de Albert Rivera no comparte el de los socialistas. "Pero lo importante es que hemos dejado a un lado lo que nos diferencia y hemos podido llegar a un acuerdo en 200 mejoras para los españoles". Ahora toca, según el secretario general socialista, que "las fuerzas del cambio van a tener que responder con un voto a una cuestión muy simple: si quieren apostar por el cambio, sí o no". Pero ha reconocido que la derecha supera a la izquierda en el Parlamento; lo cual contradice todo lo del mandato de la ciudadanía… Por eso, consciente de lo escaso de los 130 apoyos que suma el PSOE con Ciudadanos para alcanzar la investidura esta semana, tanto en la primera votación el día 2 -que requiere mayoría absoluta de 176 votos- como en la segunda prevista para el viernes 4 de marzo -que exige solo una mayoría simple-, Sánchez se ha empeñado al menos en defender como "histórico" el camino recorrido hasta ahora. Andrés Velázquez [email protected]