• El problema es la sucesión del patriarca de la familia fundadora del grupo, de 73 años y con problema de salud.
  • El único hijo de Lee Kun-Hee, de 54 años, se coloca al frente la división más importante, la de móviles.
  • Hasta ahora dirigía la división de I D y ha comandado el lanzamiento del Galaxy 6 para ganar terreno a Apple.
  • Otra hija de Lee, la joven Lee Kun-Hee (42 años) asume la responsabilidad de la filial Samsung C&T, de moda y construcción.
Hay de todo en los relevos de las cúpulas empresariales: aciertos y desaciertos, necesidad y virtud. Sorprendente, se mire como se mire, el caso de Samsung, donde mandan los patrones familiares y todo apunta ya a una dinastía peculiar. Verán, dos de los hijos del presidente se ponen al mando, desde este martes, de las divisiones de Telefonía Móvil y de la de moda y construcción, Samsung C&T. Los nombramientos coinciden, además, con un debate interno en la familia fundadora para buscar un relevo al patriarca, Lee Kun-Hee (en la imagen), nacido en 1942 y aquejado por problemas de salud (el año pasado sufrió un infarto). Es probable que le suceda al frente del grupo su hermano, Lee Kun-Hee, en la actualidad vicepresidente. La familia Lee controla la multinacional a través de una compleja fórmula de participaciones cruzadas en las distintas filiales. Al margen de lo que suceda en el futuro, el relieve, ahora, está en que uno de los hijos de Lee, Koh Dong-Jin, ascienda a máximo ejecutivo en la división con la que la surcoreana quiere pisarle los talones a su gran rival, la norteamericana Apple. Koh Dong-Jin, dicho sea todo, el agraciado con el nuevo cargo, ha sido el director de la campaña de lanzamiento del Galaxy S6, la última versión del smartphone con el que Samsung quiere recuperar mucho del terreno perdido frente a Apple. También comandó la puesta de largo de tableta Galaxy Note. Son, ahora mismo, sus dos principales armas, con la mirada puesta en 2017. Koh Dong-Jin, de 54 años, era hasta ahora director adjunto de I D de la división de telefonía móvil y sustituye a J.K. Shin, que estaba al frente de la división de móviles desde 2011. Se unió a Samsung en 1984 y ha pasado por departamentos importantes -como ocurre en las sagas-, como las de Desarrollo, Recursos Humanos, Planificación de Productos e I D. El otro nombramiento afecta a otro de los hijos de Lee Seo-Hyun, la joven Lee Kun-Hee -tiene 42 años-, que se coloca al frente de la filial Samsung C&T, presente en la moda y la construcción. Rafael Esparza [email protected]