• Por tanto, triplica el beneficio neto del tercer trimestre de 2016, por la rentabilidad de la rama de chips.
  • La tecnológica logra récords en beneficio operativo (11.118 millones) y facturación (47.441 millones).
  • Y los accionistas ya se frotan las manos: el dividendo subirá un 20% este año y se duplicará en 2018.
Samsung Electronics parece que resurge de la crisis reputacional de los últimos meses, pues ha ganado casi 8.500 millones de euros y ha nombrado tres consejeros delegados: Kinam Kim, Hyunsuk Kim y Dongjin Koh, quienes estarán al frente de dispositivos, consumo, informática y móviles, respectivamente. Un relevo en la cúpula directiva que llega poco más de dos semanas tras la dimisión de Oh-Hyun Kwon. La tecnológica ha triplicado ( 245%) el beneficio neto obtenido en el tercer trimestre de 2016, por la rentabilidad de la rama de chips. Asimismo, ha logrado récords en beneficio operativo (11.118 millones, un 279% más) y facturación (47.441 millones, casi un 30% superior). La división de chips fue de nuevo la división estrella, con un beneficio operativo de 7.617 millones, casi el triple que hace un año. Mientras, el área de tecnologías de la información y comunicaciones móviles -que incluye los smartphones- tuvo un beneficio operativo de 2.518 millones gracias al buen rumbo del Galaxy Note 8. Y ante estos buenos resultados, los accionistas de Samsung ya se frotan las manos, pues la compañía surcoreana ha anunciado que subirá un 20% el dividendo  con cargo al ejercicio 2017 y lo duplicará en 2018. Cristina Martín [email protected]