• La petrolera, de la que Sacyr posee el 8,2%, anuncia una mejora del dividendo del 12,5%.
  • Precisamente, la empresa de construcción y servicios gana un 8,7% más en 2017 gracias a Repsol y al negocio internacional.
  • En España cada vez hay menos trabajo: el 58% de los ingresos provienen del exterior.
Si Repsol marcha bien, Sacyr sonríe. Y si, además, la petrolera mejora el dividendo, la alegría del grupo que preside Manuel Manrique (en la imagen), se desborda. Es la situación actual, tras la venta del 20% de Gas Natural Fenosa por parte de Repsol y el anuncio de mejorar el dividendo un 12,5% con la recompra de la parte en acciones del scrip, para compensar el efecto dilutivo. Efectivamente, todo lo que suceda en Repsol tiene un impacto inmediato en Sacyr, ya que posee el 8,2% de la petrolera. Lo hemos visto en los resultados de 2017, publicados en la tarde del miércoles. Sacyr aumentó el beneficio un 8,7%, hasta los 130,6 millones de euros, gracias a los 244 millones que se anotó por su porcentaje en Repsol, y gracias al negocio internacional, que va ganando terreno en el grupo. De hecho, el 58% de los ingresos de Sacyr provienen del exterior. Y es que en España cada vez hay menos trabajo para una empresa de construcción y servicios. Para que e ganan una idea, y aunque son cifras globales, durante 2017 subió la facturación de Servicios (4,8%), Industrial (30,5%) y Concesiones (10,9%), pero bajó en Construcción (-2%). A pesar de ellos, Construcción sigue siendo la actividad que más ingresos aporta (1.224 millones), frente a Servicios (951 millones), Concesiones (612 millones) e Industrial (522 millones). Pablo Ferrer [email protected]