• Como no, Miguel Montes, el hombre que integró la CAM en el Sabadell.
  • Pero hasta que no pase el verano y el TSB no sea propiedad del banco catalán, no se enviarán más directivos desde Barcelona.
  • En la City se habla del protocolo secreto por el que los directivos británicos serían intocables en una primera etapa.
  • Consejeros del Sabadell aseguran que no se quiere repetir el error de Emilio Botín.
Miguel Montes, director general de operaciones de Banco Sabadell, liderará la integración de la entidad británica TSB en el Sabadell. En realidad, es un encargo cantado: Montes se ha convertido en un auténtico experto en integraciones. Por ejemplo, llevó a cabo la de la CAM y la de Caixa Penedés. El reto es importante. El Sabadell calcula que, si la integración tecnológica se realiza según lo establecido, reportará unas sinergias de unos 630 millones de euros. La tarea de Montes, pues, está clara. Tanto como el hecho de que hasta que no tenga el visto bueno del supervisor británico, el Financial Services Authority (FSA), previsto para el mes de julio, y el TSB no sea propiedad del banco catalán, Josep Oliu (en la imagen) no enviará más directivos desde Barcelona. De momento, Montes tendrá que lidiar con los directivos británicos. De hecho, en la City se habla del protocolo secreto por el que esos directivos serían intocables en una primera etapa de la operación. En otras palabras, el presidente del Sabadell no podrá tocar la cúpula del TSB mientras no se cierre la compra. Después, ya veremos. En todo caso, algunos consejeros del Sabadell aseguran que no se quiere repetir el error de Emilio Botín cuando llevó el Santander a Reino Unido. Es decir, se quiere hacer una transición tranquila y sin caer en la españolización del TSB. Pero eso será más adelante. De momento, lo más próximo para el banco catalán es la junta general de accionistas, que se celebrará el jueves 28 de mayo. Cada cosa, a su tiempo. Pablo Ferrer [email protected]