• El 26,21% votó en contra de las remuneraciones en la última Junta y podría hacer lo mismo en la de este año.
  • El Consejo no lo tiene en cuenta: en 2017, cobró  8,76 millones, un 23,7% más.
  • El presidente se subió un 41% el sueldo, hasta los 3,65 millones, y el Ceo recibió 2,56 millones ( 28%).
  • Josep Oliu y Jaime Guardiola suman 'bonus' de 1,67 y 1,14 millones por conseguir objetivos.
  • Y también siguen engordando sus planes de pensiones, que ya ascienden a 8,51 y 22,23 millones, respectivamente.
A uno de cada cuatro accionistas del Banco Sabadell no le gustan los sueldos de Josep Oliu, Jaime Guardiola y el resto de consejeros. En concreto, el 26,21% votó en contra en la última Junta de Accionistas (celebrada el pasado 30 de marzo), como se puede ver en el informe de las remuneraciones remitido a la CNMV. Claro que si no les gustaron los sueldos del 2016, podrían no hacerles gracia los de 2017 porque el Consejo ha cobrado 8,76 millones, lo que supone un 23,7% más. Y todo ello, a pesar de que los resultados han dejado ver una situación complicada. En concreto, el presidente del banco, Josep Oliu, se subió el sueldo un 41%, hasta los 3,653 millones, lejos de los 2,691 millones de 2016. Mientras, el Ceo, Jaime Guardiola recibió 2,564 millones, un 28% más respecto a los 2 millones del año anterior. A estas cifras, Oliu y Guardiola sumaron un 'bonus' de 1,67 millones y 1,14 millones, respectivamente, una retribución variable por consecución de objetivos del plan estratégico finalizado (ya saben que el nuevo se ha presentado en Londres, una catetada). Y también siguieron engordando sus planes de pensiones, con unas aportaciones de 177.000 euros y de 3,412 millones, respectivamente, por lo que ya ascienden en total a 8,51 millones y 22,23 millones. Claro que Oliu bromeó hace poco con su sucesión, al señalar que está esperando a tener la edad de Paco (BBVA). Por su parte, el director general del banco, José Luis Negro, que también es consejero ejecutivo, se llevó cifras algo más modestas: cobró 1,161 millones, un 10% por encima de los 1,059 millones que recibió en 2016. Además, aportó 17.000 euros a su plan de pensiones. Cristina Martín [email protected]