• Michael O'Leary olvida su 'promesa' de "eliminar cosas que innecesariamente molestan a los clientes" dada en 2013.
  • Ahora cambia la política de equipajes... para ganar más: quiere más 'embarque prioritario' (5 euros) y facturar más maletas.
  • Eso sí, oficialmente, lo hace por los "muchos retrasos en embarques y vuelos" al haber demasiados clientes con dos bultos en cabina.  
Ryanair vuelve a las andadas, a pesar de liderar el podio europeo (incluido el español) y ser la quinta aerolínea mundial en transporte de pasajeros. Y es que ha anunciado un cambio en su política de equipajes: sólo llevará en cabina la maleta de los viajeros que paguen los cinco euros de 'embarque prioritario', el resto irá en la bodega. Y eso que el Ceo, Michael O'Leary, el buitre de las aerolíneas en crisis que denigra Barcelona tras los atentados, afirmó en septiembre de 2013: "Debemos intentar eliminar cosas que innecesiaramente molestan a los clientes". Parece que ya se la ha olvidado eso de no molestar... La excusa para este cambio en la política de equipaje de la low cost son los "muchos retrasos en embarques y vuelos", según el comunicado, al ser demasiados los clientes que viajan con dos bultos como equipaje de mano. Algo que resulta un tanto difícil de creer, y más cuando los pilotos de Ryanair solían decir a los controladores aéreos que andaban cortos de combustible para no tener que esperar en los aterrizajes (y poder presumir de puntuales)… Lo que les costó la apertura de un expediente. Pero claro, detrás del cambio en la política de equipaje también hay una cuestión económica. Y es que Ryanair quiere tener más viajeros con 'embarque prioritario', es decir, de los que pagan cinco euros adicionales, al mismo tiempo que buscar facturar más maletas (bajará el precio de facturación y aumentará el peso de 15 kilos a 20). Todo ello, siendo la aerolínea líder en España, con 17,87 millones de pasajeros, según el ranking del primer semestre, por delante de Vueling y easyJet. Asimismo, Ryanair fue la número uno en Europa en 2016, con 116,8 millones de pasajeros transportados, ganando al Grupo Lufthansa (109,7 millones) y al holding IAG (100,7 millones). Y por último, según los últimos datos a nivel mundial -correspondientes a 2015-, la low cost irlandesa se situó en la quinta posición, con 101,4 millones de viajeros; adelantando a United Airlines y por detrás de: China Southern Airlines, Delta Airlines, Southwest Airlines y American Airlines. Cristina Martín [email protected]