• Más beneficios y más ingresos mientras empeora el servicio.
  • La aerolínea de bajo coste gana 1.293 millones ( 11%) entre su primer semestre fiscal (abril-septiembre).
  • Mientras, la facturación asciende a 4.425 millones, lo que supone un 7% más que hace un año.
  • Cómo no, crecen sus pasajeros ( 11%), hasta los 72,1 millones, siendo aún más líder en Europa.
  • Y para evitar nuevos problemas: se compromete a subir sueldos y mejorar condiciones laborales de sus pilotos.
  • Además, saca tajada de aerolíneas quebradas europeas -Monarch, Alitalia y Air Berlín-: contrata entre 40 y 50 pilotos a la semana.
A la vista de los resultados presentados por Ryanair, el caradura de Michael O'Leary (en la imagen) se vuelve a frotar las manos, a pesar de cancelar vuelos por la mala planificación de las vacaciones de sus pilotos (!!!!). Y es que ha logrado más beneficio y más ingresos en su primer semestre fiscal, "molestando" por enésima vez al cliente, a la vez que presume de que el hecho de que 25 aviones dejen de operar y se cancelen miles de vuelos en los próximos meses no le afectará. La aerolínea irlandesa de bajo coste ha ganado 1.293 millones de euros entre abril y septiembre, lo que supone un 11% más que en el mismo periodo de 2016. Mientras, la facturación ha ascendido a 4.425 millones, un 7% superior a la de hace un año. Y cómo no, ha aumentado el tráfico de pasajeros ( 11%), hasta los 72,1 millones, siendo aún más líder en Europa. Y para evitar nuevos problemas, O'Leary se ha comprometido a subir sueldos y mejorar las condiciones laborales de sus pilotos. Además, como un buitre, ya saca de aerolíneas europeas que han quebrado recientemente -la low cost británica Monarch, Alitalia y Air Berlín-, pues está contratando entre 40 y 50 nuevos pilotos a la semana, ante la avalancha de solicitudes que recibe. Cristina Martín [email protected]