• Para el presidente ruso, el ataque es "una agresión contra un Estado soberano y una violación del derecho internacional, encima, con un pretexto inventado".
  • La Comandancia del Ejército sirio ha afirmado que el ataque "hace de EEUU un socio" del Estado Islámico (EI) y del Frente Al Nusra.
  • Para España, la acción de EEUU es "proporcionada a la utilización por el ejército sirio de armas químicas contra la población civil".
El Ejército de EEUU llevó a cabo esta madrugada un ataque contra la base aérea de Shayrat, en la ciudad siria de Homs. El Gobierno estadounidense cree que desde este aeródromo partieron los aviones que bombardearon, supuestamente con armas químicas, la ciudad de Jan Sheijun, controlada por los rebeldes. El lanzamiento de decenas de misiles Tomahawk se produjo desde buques de guerra situados en el Mediterráneo. Poco después, el presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó, en rueda de prensa, que dio la orden para atacar una base militar en el oeste de Siria, y pidió a las "naciones civilizadas" que se unan a Washington. Como reacción, Rusia, aliada del presidente sirio Bachar al Assad, ha suspendido su acuerdo militar con Washington tras el bombardeo y ha pedido una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, informa RTVE. "La parte rusa suspende la vigencia del memorando que existe para evitar incidentes y garantizar la seguridad de vuelos durante las operaciones (militares) en Siria, firmado con EEUU", ha anunciado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. El presidente ruso, Vladimir Putin, "considera los ataques estadounidenses en Siria son una agresión contra un Estado soberano y una violación del derecho internacional, por si fuera poco, con un pretexto inventado", ha declarado a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Putin "ve en los ataques un intento por parte de EEUU de desviar la atención de la comunidad internacional de las múltiples víctimas entre la población civil en Irak", donde tropas estadounidenses lideran una operación militar contra el Estado Islámico, ha añadido Peskov. Así que el 'buen rollo' demostrado hasta el momento por Trump con Putin puede darse por finiquitado. Pero es que se veía venir. Porque los intereses de ambos países son totalmente diferentes y en algún momento iban a chocar. Por su parte, el Gobierno sirio ha considerado el ataque de Estados Unidos contra la base militar de Shayrat, en Homs, como una "agresión" y ha acusado a Washington de convertirse en "socio" de los terroristas. Asimismo, ha rebatido las "justificaciones" de EE.UU. para lanzar el ataque, informa RTVE. La Comandancia del Ejército sirio ha afirmado a través de un portavoz que el ataque "hace de EE.UU. un socio" del Estado Islámico (EI) y del Frente Al Nusra, nombre que usaba el actual Frente de Conquista de Levante hasta que se desvinculó de Al Qaeda el pasado julio y subrayó que se trata de una acción "ilegal" y "contraria" al derecho internacional. En un comunicado, el Gobierno español considera que la acción llevada a cabo por los Estados Unidos en las últimas horas contra una base militar en Siria es una respuesta medida y "proporcionada a la utilización por el ejército sirio de armas químicas contra la población civil del país". Y ha añadido: "España hace un llamamiento para que se ponga en marcha  cuanto antes un proceso político de transición, recogido en las resoluciones del Consejo de Seguridad. Esa es la única fórmula que puede traer la paz definitiva a Siria y garantizar su integridad territorial. Es un proceso que debe ser dirigido por Naciones Unidas". Andrés Velázquez [email protected]