• El presidente de la patronal bancaria reclama un reglamento europeo para homogeneizar los sistemas hipotecarios de todos los países miembro.
  • La retroactividad total de las cláusulas suelo es "brutalmente dañino e injusto para los bancos", señala.
  • Las Fintech ya no preocupan tanto al sector: ya no quieren ser bancos.
  • Brexit: "Madrid no será el nuevo Londres pero puede atraer inversiones de la City".
  • Fusiones: "Todavía existe cierto margen".
José María Roldán (en la imagen) lo ha dejado bien claro: estamos poniendo el peligro el sistema hipotecario español que ha sido, hasta ahora, el mejor de Europa y, probablemente, del mundo. Y todo por la demonización que estamos haciendo de las cláusulas suelo. Durante un desayuno informativo organizado por Europa Press y celebrado este jueves, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) se ha mostrado muy crítico con la retroactividad total de estas cláusulas y que obliga a los bancos a devolver lo cobrado de más en aquéllas poco transparentes. "Es brutalmente dañino e injusto para los bancos porque el sistema hipotecario ha sido muy eficaz", ha señalado. Y lo peor es que, a partir de ahora, los bancos se pensarán muy mucho conceder este tipo de préstamos. Aunque Roldán no ha asegurado que las entidades endurecerán las condiciones a la hora de otorgar hipotecas, se da por hecho que lo harán. No por nada, sino porque es lo lógico en las circunstancias actuales. Sea como fuere, Roldán ha pedido la aprobación de un reglamento comunitario para homogeneizar los sistemas hipotecarios en Europa. Y ha puesto en valor el sistema en nuestro país frente a otros que, seguro, sufrirían más a la hora de aplicar ese reglamento. Roldán también se ha referido a la nueva ley hipotecaria que prepara el Gobierno y ha advertido: ojo con meter en la regulación nacional aspectos no incluidos en la directiva europea. En este sentido, el presidente de la patronal ha señalado que el Ejecutivo aún no les ha presentado ningún borrador, pero confía en que el Gobierno cuente con los bancos antes de aprobar la norma. Cambiamos de tema y hablamos ahora de las fintech, esto es, de las empresas tecnológicas -o digitales, como prefieran- que han hecho incursiones en el sector, sobre todo en el terreno de los sistemas de pago. Pues bien, ya no preocupan tanto al sector. Es cierto que hace tres años querían ser bancos pero ahora, en opinión de Roldán, lo que buscan es ser compradas por los bancos. Para terminar, una noticia buena y otra mala: Madrid puede atraer inversiones de la City (¡bien!) pero no será una nueva Londres. ¿Alguien tenía alguna duda? ¡Ah! Y se me olvidaba: habrá más fusiones bancarias. Roldán no lo ha dicho así de claro pero sí lo ha confirmado a su manera: "Todavía existe cierto margen para fusiones bancarias en España". Dicho de otra manera, todavía hay margen para seguir reduciendo el número de oficinas y de trabajadores. Pablo Ferrer [email protected]