• En su balance del año político, el líder de Cs presume de que en los 13 meses que llevamos de legislatura su partido "ha dado un giro a las políticas económicas", hasta el punto de "acabar con los recortes" y "las subidas de impuestos".
  • Ha asegurado que su grupo parlamentario seguirá luchando por acabar con los aforamientos, reformar el Senado o la ley electoral, para hacerla más proporcional.
  • Y es que, a su juicio, con otra ley electoral Cs podría gobernar Cataluña.
  • "Habrá que estar muy atentos a que (los separatistas) no vulneren la Constitución, que no pisoteen los derechos constitucionales de la población", ha advertido.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha realizado un balance del año político 2017. Entre otras cosas, ha presumido de que en los 13 meses que llevamos de legislatura C's "ha dado un giro a las políticas económicas", hasta el punto de "acabar con los recortes" y "las subidas de impuestos", recoge El Periódico. En este contexto, ha recordado que su partido presionó en el presupuesto del 2017 para que se bajara el IRPF o se ampliara el permiso de paternidad, y piensa hacer lo propio con las cuentas del 2018, aún por negociar, dado que con la crisis catalana, Rajoy no ha tenido apoyos suficientes para sacarlas adelante. Eso sí, ha reconocido que en materia de regeneración, el bipartidismo "arrastra los pies", pero aún así ha asegurado que su grupo parlamentario seguirá luchando por acabar con los aforamientos, reformar el Senado o la ley electoral, para hacerla más proporcional. Rivera ha avisado de que aprovecharán la legislatura para tratar de amplificar su proyecto "nuevo, ilusionante y de modernización del país". De forma que estos cuatro años sean "de transición" entre "lo viejo", en referencia a PP y PSOE, y lo que "está por venir", en alusión al posible triunfo electoral de su formación política. De cara a 2018, por tanto, y basándose en el impulso del 21-D, Rivera considera que su papel será el de oposición "útil" en el Congreso. Sobre el modelo de financiación autonómica, Rivera ha explicado que Rajoy se comprometió a negociar el nuevo modelo de financiación con el PSOE y Ciudadanos como mínimo. "Nosotros estamos dispuestos a negociar siempre que se escuche a los expertos y no se convierte en una batalla entre territorios o partidista". En esta línea se mostró predispuesto a llegar a acuerdos si el debate es técnico y no partidista, como ya incorporó en el acuerdo de investidura. Rivera también se ha referido en su balance del año 2017 a la situación en Cataluña. En su opinión, "nadie puede hacer balance en España sin hablar del mayor reto que ha tenido el país desde el golpe del 81, que es el desafío planteado por los independentistas", recoge La Vanguardia. "Somos conscientes de que había que ganar las elecciones en Cataluña y lo hemos hecho", recalca Rivera tras los 36 escaños logrados por Ciutadans. Pese a ello, los 21 escaños logrados por PP y PSOE y "una ley electoral obsoleta" vaticinan un "gobierno continuista" en la región. "Habrá que estar muy atentos a que no vulneren la Constitución, que no pisoteen los derechos constitucionales de la población", ha recalcado. Las críticas a los resultados de populares y socialistas se han repetido en varias ocasiones en las palabras de Rivera. La situación que vive Cataluña, según el líder de Ciudadanos, "no se combate ni con inmovilismo", en referencia al partido liderado por Xavier Garcia Albiol, "ni con ocurrencias de naciones de naciones", apuntando a Miquel Iceta. "Si el bipartidismo se agota, tiene que haber una alternativa, porque ni el populismo ni el nacionalismo lo son", ha destacado, recalcando que "por primera vez, ha habido un partido constitucionalista que ha ganado en votos y escaños a los separatistas". Andrés Velázquez [email protected]