• El líder de Cs no quiere que vuelva a repetirse un "uso de dinero público" para un "proceso ilegal y antidemocrático".
  • Y se ha mostrado "partidario de una mesa de partidos para mejorar la Constitución, no para contentar a Puigdemont".
El líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha trasladado este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su "apoyo sin fisuras" ante las aspiraciones de los independentistas en Cataluña, pero le ha instado a que actúe para evitar el eventual referéndum del 1 de octubre y evite otro 9N, en referencia a la consulta que ya convocaron los independentistas el 9 de noviembre de 2014, impidiendo el "uso de dinero público para este proceso ilegal y antidemocrático", recoge RTVE. Así lo ha asegurado Ciudadanos en un nota después de la reunión del presidente del Gobierno y el líder de Ciudadanos de más de una hora en el Palacio de La Moncloa para analizar las posibles actuaciones en respuesta a los pasos de los independentistas en Cataluña y hacer frente común a esas aspiraciones. Rivera, que ha calificado este proceso como "golpe a la democracia", ha pedido al jefe del Ejecutivo que "mantenga los mecanismos de coordinación e información respecto a los pasos que se vayan dando en función de los hechos que acontezcan en Cataluña en los próximos días". Se prevé que esta misma semana las fuerzas independentistas (Junts pel Sí y la CUP) aprueben la ley del referéndum y firmen el decreto de su convocatoria. El Gobierno y el Tribunal Constitucional están preparados para actuar ante el desafío. Rivera, antes de reunirse con el presidente y en una entrevista en Antena 3, ha destacado la importancia de que el Ejecutivo cuente con el respaldo de otros partidos para hacer frente a ese reto pero ha insistido en la importancia de que se "debe actuar" y no se debe repetir en Cataluña el "fraude de ley" que, cree, existió el 9N. En esa jornada -ha insistido Rivera en la entrevista- se usó dinero público y hubo colegios electorales, y en esta ocasión, ante un hecho que considera aún más grave, "no debe repetirse". Rivera ha asegurado que ante ese proceso los constitucionalistas tienen que trabajar en "dos fases": en una primera fase, "parar el golpe a la democracia" que supone ese desafío y para ello reclama apoyo al Gobierno en el "abanico" de medidas de las que dispone para ello, incluido el artículo 155 de la Constitución; y en una segunda, sumar fuerzas entre los constitucionalistas para aglutinar una mayoría alternativa a los independentistas. Por otro lado, Rajoy mantuvo este lunes una conversación telefónica con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la que dejó abierta la puerta a aceptar la propuesta socialista de crear una comisión de diálogo para la evaluación y modernización del Estado autonómico. Ante la propuesta del líder del PSOE, Rivera ha dicho que "no hay que mezclar las cosas". A su juicio, puede hablarse de cómo mejorar la Constitución, pero advierte de que "eso no contentaría a los independentistas". José Ángel Gutiérrez [email protected]