• Es consciente de que se ha jugado mucho tras la propuesta a Rajoy, si llegamos a unas terceras elecciones.
  • El PSOE intenta desmarcarse de esa negociación con la solicitud en el Congreso de una comisión de investigación al PP.
  • Pero no prosperará, dice Rivera, "si el PSOE sigue sin implicarse en la puesta en marcha de la legislatura".
  • Ciudadanos tampoco se olvida de presionar a Rajoy: si el PP no firma "no habrá mesa de negociación y bloquearán España".
El PSOE ha registrado este viernes en el Congreso la solicitud de una comisión de investigación "sobre la financiación ilegal y otras tramas de corrupción que afectan al PP", gesto con el que ha querido demarcarse de la negociación entre Ciudadanos y el PP. Se trata, ha dicho el portavoz socialista, Antonio Hernando (en la imagen), de una cuestión de tanta trascendencia que "tiene que depender de la voluntad del Congreso, y hay una voluntad mayoritaria" para ello. Pero la respuesta de Hernando del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, atento al quite, ha sido rápida: "Si el PSOE sigue sin implicarse en la puesta en marcha de la legislatura, no habrá comisión del caso Bárcenas ni reformas", ha dicho a través de Twitter. Y es que así están las cosas, en ese duelo a tres, en el que Pedro Sánchez no dice ni mus, y ha pedido el mismo al resto -sobre todo barones territoriales díscolos-, a la espera del paso que dé el PP en la reunión de su Comité Ejecutivo. Pero los intereses se entrecruzan. PSOE y Ciudadanos coinciden en no perder la iniciativa por los casos de corrupción en el PP, pero con estrategias distintas. Ciudadanos incluye el asunto en una negociación más amplia con el PP sobre regeneración democrática. Y el PSOE, por su parte, prefiere ir a lo inmediato, al margen de lo que decidan esos dos grupos entre ellos, olvidando también el acercamiento con Rivera en el intento de investidura de Sánchez, antes del 26-J. Pero Ciudadanos sigue afilando sus dientes contra el PSOE porque está en su mano que pueda prosperar un acuerdo con el PSOE, del que depende, en última instancia, que prospere la investidura de Rajoy. Es la diferencia, en este caso, entre el no y la abstención de los socialistas en la investidura porque Rivera no quiere ningún acuerdo con los nacionalistas. El secretario de comunicación de Ciudadanos, Pedro del Páramo, se ha encargado remachar lo que Rivera sólo ha podido replicar en 140 caracteres. "Nos alegramos de que el PSOE se sume  -en referencia a la comisión de investigación-, pero si no se abstiene en la investidura no se podrá investigar la corrupción". Y ha vuelto a reclamar a Sánchez, en la misma línea que su líder, que Sánchez sea valiente "como Ciudadanos y tenga sentido de Estado para permitir que la legislatura eche a andar". Pero también ha cargado contra el PP: "Si el Partido Popular no firma las 6 condiciones de Ciudadanos contra la corrupción y por la regeneración, no habrá mesa de negociación y bloquearán España". Eso por un lado. Por otro, tampoco comprenden el ritmo de Rajoy y la convocatoria del Comité Ejecutivo. "Ciudadanos hubiese sido más rápido porque los españoles están hartos de la falta de gobierno". Andrés Velázquez [email protected]