• Pero no es tan fácil librarse de ello.
  • Lo más preocupante: sigue subiendo la deuda ( 14%), de 5.016 a 5.717 millones de euros.
  • No hay prevista la entrada de ningún socio en Cementos Portland Valderrivas. La filial tiene que refinanciar su deuda en 2016.
Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) está cambiando su ADN. Cuando nació en 1992, fruto de la fusión de Construcciones y Contratas con Fomento de Obras y Construcciones, su actividad principal era la construcción. Y no le fue nada mal, pero eran otros tiempos. Ahora -FCC lleva años en ese camino- la empresa ha sustituido la construcción y el cemento por los servicios medioambientales -sobre todo, la gestión de residuos- y la gestión del agua. Esta transformación queda, una vez más, de manifiesto en los resultados presentados este jueves. Las basuras (53,2%) y el agua (28,2%) ya aportan el 81,4% de todo el ebitda del grupo. En el otro lado, el cemento (10,4%) y la construcción (8,2%) que, lejos de mejorar, disminuyen cada trimestre. Así las cosas, el grupo que controla Carlos Slim y que preside Esther Alcocer Koplowitz, ha cerrado los nueve primeros meses del año con unas pérdidas de 13,6 millones de euros, muy inferiores a las pérdidas de 788,3 millones registrados en 2014. Recuerden que ese año el grupo realizó una provisión de 769 millones de euros por sus negocios de gestión de residuos en Reino Unido. Este año, el resultado se ha visto perjudicado por otra provisión (80 millones de euros), realizada en el primer trimestre de este año por el deterioro contable de la filial Cemusa. Filial cuya venta se cerrará antes de fin de año a un precio que aún no ha trascendido. En definitiva, sin esa provisión, FCC habría ganado casi 68 millones de euros. Los ingresos aumentaron un 4,4%, hasta alcanzar los 4.792,4 millones de euros, y el ebitda subió un 2% y alcanzó los 593,4 millones. El ascenso de la facturación del grupo contrasta con la caída de los ingresos en España (-3,4%), castigados sobre todo por la caída de la construcción (-14,6%). Pero lo más preocupante sigue siendo la deuda, que en un año ha aumentado un 14% y ha pasado de 5.016 a 5.717,5 millones de euros. Sin embargo, la deuda del tercer trimestre es un 11% inferior a la registrada al final del segundo trimestre. Entre los próximos retos del grupo está la refinanciación, en 2016, de la deuda de Cementos Portland Valderrivas, que asciende a 1.363 millones de euros. En este sentido, el director financiero de FCC, Víctor Pastor, ha manifestado este jueves durante una conferencia con analistas, que no contemplan de momento, la entrada de ningún socio en la filial cementera. Así, FCC (77,9% de Cementos) apoyará y acudirá a las ampliaciones de capital de la filial. Recuerden que hay una autorizada por 200 millones de euros. En Realia ocurre algo similar. Slim ya ha señalado que acudirá a la ampliación de capital de 87 millones con el fin de mantener su participación del 25,1%. Pastor no ha desvelado si FCC acudirá o no. Lo que sí está claro es que el magnate mexicano no perderá el control de la filial. Pablo Ferrer [email protected]