• Y con la publicidad al alza, un verdadero chollo.
  • Para el Duopolio A3 TV-La Sexta Tele 5-Cuatro, se entiende.
  • La empresa de Berlusconi y la de la familia Lara se comportan como ventajistas…
  • …que están haciendo ricos a sus accionistas, a costa de deformar al pueblo.
  • Lo que se quiera: pero el beneficio de Atresmedia ha crecido un 53% durante el primer semestre.
  • Eso sí, funciona la televisión, otros medios…
Entre la ola de calor y los programas televisivos del verano a uno se le van las ganas de vivir. En estos momentos aún somos incapaces de olvidar los escarceos de 'Supervivientes' y el uso indiscriminado de silicona o las apasionantes entrevistas políticas de sesgo pornotelevisivo de 'Sálvame' cuando descubrimos que el negocio de la televisión aprieta pero no ahoga. No se negaen, a costa de deformar a la pueblo, Mediaset y Atresmedia están haciendo que sus accionistas se forren. La telebasura vende y en régimen de Duopolio mucho más. Berlusconi y la familia Lara, propietarios de las empresas, se están forrando en España. ¿Que Tele 5 es más frívola que A3 TV? Puede, pero el modelo progre y superficial de La Sexta poco tiene que envidiar al de Cuatro. En cualquier caso, Atresmedia es la telebasura, Mediaset la telemierda. Así que, puede resultar terrible, pero la televisión nos gusta, como así lo refleja la evolución de la cuenta de resultados de Atresmedia, que nos presenta este jueves la evolución de la inversión en publicidad. Claro que con el precitado Duopolio como el que tienen montado Tele 5-Cuatro y A3 TV-La Sexta… Tal y como indica la susodicha cuenta, la inversión publicitaria en televisión ha crecido a lo largo del año en un 8,4%; en Internet, el 15,2% y en cine, el 5,1%. Sin embargo, la inversión en otros canales ha experimentado una bajada: un 0,5% menos en radio, en diarios un 6,5%, en revistas un 3,6% y en dominicales un 9,2%. Todo un dislate, dado que por lo menos en estos medios no vemos a los personajes en movimiento. Estos medios o se adaptan o desaparecen. Tiempo al tiempo. El Grupo Atresmedia ha ganado a lo largo del primer semestre 84,19 millones de euros, un 52% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, apuntalado en el aumento de la mencionada inversión en publicidad, lo cual, en el fondo es una buena noticia. Este tipo de inversiones refleja un talante diferente de la economía, que debemos desear tenga mejores perspectivas. Eso, o las empresas se han dado cuenta que sólo salimos de casa para jugar a Pokémon Go, y que la única manera de conseguir impactos publicitarios es a partir de bombardeos permanentes en televisión complementados por insistentes banner o tweets promocionados que visualizamos en nuestro inseparable smartphone, extensión biónica de nuestros tradicionales órganos biológicos de serie y extensión panfletaria de las televisiones. La audiencia total en TV de Atresmedia ha aumentado hasta un 27,4% frente al 26,3% del periodo anterior, con una cuota de mercado del 43%, y todo ello a costa de perder buen número de radioyentes, lo cual en el fondo es un mal tributo a tan magno medio. Desde el punto vista financiero, además del incremento del resultado, puede apreciarse un incremento de los ingresos netos hasta los 544 millones, frente a los 506 del mismo periodo del año anterior (un 7,4% más). Esto deriva en un importante incremento del resultado bruto de explotación (28,6%), pese al aumento de los gastos de explotación (un 2,7% más). En esta evolución tiene mucho que decir el aumento de plantilla, la cual ha aumentado hasta los 1.901 empleados, dato que debe compararse con los 1.792 del año anterior. Buena noticia. No obstante lo más espectacular es el aumento del beneficio de explotación, con un cifra de más de 110 millones y un incremento del 31,1%, lo que deriva en un aumento final del beneficio antes de impuestos de operaciones continuadas del 49% elevando el impuesto a pagar en un 38,8%. Este es un indicio de por dónde debe ir la reforma del Impuesto sobre Sociedades, algo que habrá que decir a Montoro (o al que venga, si hay purga): incremento de la actividad económica y no un aumento de tipos o de los pagos a cuenta. Obviando los temas fiscales, esta evolución se produce como consecuencia de una mejora de los márgenes. Por ejemplo, dentro del ámbito televisivo la ratio margen/ingresos netos queda establecida en el 20,3% frente a la cifra del 17,7% del año anterior. En el área "otros negocios", el dato queda en el 54,5% frente al 16,2% precedente. En el terreno de los flujos de caja, el efectivo generado por las operaciones aumenta de una manera importante, algo que siempre es buena noticia al sustentar la mejora de la actividad en una generación importante de efectivo. El dato de 58 millones a 30 de junio de 2016 debe ser relativizado con los 27 millones del año pasado por estas fechas. Finalmente, y desde el punto de vista de la estructura patrimonial, la deuda financiera neta del grupo es de 167,7 millones de euros frente a los 158,5 millones de euros a diciembre de 2015. Evolución en el esquema de financiación que se acompaña del programa de recompra de acciones a fin de destinarlas a la ejecución del plan de retribución a consejeros y directivos, adquiriendo un total de 791.880 acciones. En definitiva, la televisión gusta, pero hasta que Pokemon llene la pantalla de Pikachus promocionados puede ser aconsejable recorrer los parques en busca de los bichillos creados por Satoshi Tajiri. Y nos quitamos del running. Rindámonos: la telebasura es rentable. En régimen de Duopolio, mucho más. Es decir, detener la telebasura sólo es posible o en nombre de la competencia o en nombre de la moral. El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, cree que el Duopolio no garantiza ni el pluralismo ni la igualdad de oportunidades. También podemos apelar a la moral, y solicitar a Paolo Vasile y Silvio González que supriman, o reduzcan, la frivolidad, la pornografía y la zafiedad de sus programaciones, aún a costa de mermar sus ingresos….¡Muy bueno, Lionel! Rodrigo de Silos [email protected]