• El beneficio neto cae un 6% (376 millones) afectado por la compra de la red minorista de Barclays en Portugal. Si no, habría subido un 14,8%.
  • El margen de intereses asciende a 789,7 millones ( 10,8%) y evidencia la buena actuación de la actividad típicamente bancaria.
  • En esto tiene mucho que decir la evolución de las comisiones, que aumentan un 14,8%, gracias a la gestión de patrimonios.
  • Un problema a corto plazo ante los mensajes agoreros, y probablemente acertados, de burbuja a explotar en el ámbito de la deuda pública.
  • Pero de momento, todo va bien: margen de explotación ( 12,2%), ratio de eficiencia (46,8%), volumen de activos, inversión crediticia y morosidad.
  • Por cierto, la inversión crediticia a clientes sube un 3,7%, frente a la reducción que se vive en el sector, que es del 2,2%.
María Dolores Dancausa se lo está trabajando, y más o menos podemos afirmar que los resultados de sus esfuerzos por mantener un negocio bancario en funcionamiento y con márgenes positivos le están permitiendo conseguir ciertos éxitos, y ello pese a que el resultado del tercer trimestre se ve afectado negativamente por la falta de los extraordinarios del ejercicio anterior. En concreto, su beneficio neto quedó establecido en 376 millones de euros, un 6% inferior al mismo dato de hace un año. Eliminando el efecto de la compra del negocio minorista de Barclays en Portugal, su beneficio se vería incrementado un 14,8%, lo que puede considerarse una buena noticia, sobre todo si tenemos oportunidad de apreciar el cierre del margen de intereses al final del tercer trimestre. En concreto, este presenta una cifra de 789,7 millones, un 10,8% más que hace un año. Evidencia así la buena actuación en los nueve primeros meses en la actividad típicamente bancaria. Donde realmente tiene mucho que decir su evolución en este periodo es en el dato de sus comisiones, con un aumento del 14,2%, confirmando que su actividad engorda fuera del balance, a través de la gestión de patrimonios, donde podemos apreciar un proceso de consolidación y crecimiento en todo el sistema financiero. Bankinter aumenta un 4,6% los recursos gestionados fuera de su estado de situación. Ello será un problema a corto plazo ante los mensajes agoreros, y probablemente acertados, de burbuja a explotar en el ámbito de la deuda pública que llevará tras de sí la riqueza de buen número de planes de pensiones. Pero de momento, todo va bien, y Bankinter lo nota. En cualquier caso, y de momento, todo ello conduce a que su margen de explotación terminara el tercer trimestre con 690,4 millones, un 12,2% más que hace un año. Todo correcto, más aún si sumamos la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, situándose en el 46,8%. En este orden de datos el estado de situación refleja un volumen de activos totales del grupo de 69.863,2 millones, un 5,4% más que en septiembre del ejercicio anterior. Así, la inversión crediticia a clientes aumentó también un 3,7 más, teniendo en cuenta la reducción del sector del 2,2%. Encima, su índice de morosidad experimenta un recorte hasta el 3,72% desde el 4,19% del mismo periodo del ejercicio anterior. Si descartamos los datos fuera de nuestro país, la ratio de morosidad queda fijada en el 3,33%, todo un lujo teniendo en cuenta los antecedentes. Debemos recordar que la media del sector quedó establecida en agosto en el 8,48%. Resulta que estos datos pueden ser una evidencia de que "España va bien", que la recuperación económica se traslada a la actividad crediticia y que las aguas vuelven a su cauce. Al menos de momento. No obstante, en los próximos meses empezaremos a ver el efecto económico de la descerebrada barbaridad de los pseudogobernantes que tenemos, en esta ocasión en Cataluña. Un aumento de la tensión política, sin duda, traerá ciertos problemas que serán complejos de gestionar y, sobre todo de predecir. Muchos movimientos corporativos veremos en los próximos meses más allá de un mero cambio de domicilio social. Así, cuando los gestores de grandes compañías se ven forzados a manifestar su opinión pública sobre tales cuestiones, algo grave está pasando. Y ello lo sabe Dancausa, que ha aprovechado la presentación de resultados para lanzar un mensaje de tranquilidad en relación al desafío en Cataluña, afirmando que todos tendremos disponible nuestro dinero sin problema. Similar a cuando Rajoy nos afirmó que el rescate de las cajas no iba a suponer ningún coste para los ciudadanos. Temas aparte, el retorno del capital (ROE) de Bankinter queda establecido en el 12,3% con un capital de máxima calidad del 11,5% según los requisitos Basilea III, mejorando en al menos veinte puntos los datos del último trimestre, muy por encima de las exigencias del BCE aplicables para la entidad en este ejercicio. Rodrigo de Silos [email protected]