• De este modo, dos fondos, GIP y CVC pasarán a controlar el 40% de la tercera eléctrica española y primera gasera.
  • CVC fue el mismo fondo que obligó a segregar Saba de Abertis. No es de extrañar que el Gobierno tuerza el gesto.
  • Al mismo tiempo, todo parece indicar que comienza la lenta retirada de Isidro Fainé, aunque continuará al frente de Criteria.
  • Por lo demás, Reynés asume la Presidencia de Gas Natural, en plena lucha de opas en Abertis.
  • En la concesionaria, se da por hecha la victoria de los italianos, que mejorarán su oferta.
  • Y no se lo van a creer: esto tampoco gusta al Gobierno.
  • Además, la marcha de Reynés pone en entredicho las bonificaciones, medidas sobre la cotización.
La noticia es que Francisco Reynés, actual presidente ejecutivo y Ceo de Abertis, asume la Presidencia de Gas Natural Fenosa (GNF). Pero aún más destacado es que se queda como presidente de honor de la gasista, Isidro Fainé, como ha informado GNF en un hecho relevante a la CNMV, aunque mantendrá, eso sí, los cargos de presidente del grupo industrial Criteria. En otras palabras, comienza la retirada de Isidro Fainé. Comienza, digo, no concluye, porque continúa al frente de Criteria y porque el prestigio del que fuera director de Caixa es de tal calibre en Cataluña y en toda España que nadie aprovechará la situación, pero es ley de vida que la pérdida de poder en las grandes operaciones, antes o después, conlleven pérdida de autoridad. Al mismo tiempo, Reynés se llevará más de 9 millones de euros por su salida de Abertis en plena OPA. Así está previsto en su ILP, incentivo a largo plazo. Además, Reynés asume la Presidencia de Gas Natural Fenosa (GNF), en plena lucha de Opas en Abertis. Y es que en la concesionaria se da por hecha la victoria de los italianos, que mejorarán su oferta, aunque el ministro Álvaro Nadal no está por la labor. Además, la marcha de Reynés pone en entredicho las bonificaciones medidas sobre la cotización. Porque claro, 8 de los 9 millones de euros que cobrará Reynés se deben a que ha cumplido con el incremento de cotización… disparada tras el anuncio de esa Opa italiana que tan poco gusta al Gobierno de España. Y la polémica es esa: si la ILP debe fijarse en criterios como la cotización o circunscribirse al resultado de explotación. Reynés ha realizado una buena labor en Abertis, pero el sistema hay que cambiarlo. Por cierto, otra consecuencia es que Repsol acelerará su idea de colocar el 20% de GNF al fondo de capital-riesgo más famoso de Epsaña: CVC, que lidera Javier de Jaime, otra operación que gusta más bien tirando a poco en Moncloa. Precisamente, el hombre que ya estuvo en Abertis y acabó exigiendo la segregación de aparcamientos Saba. Además, no olvidemos que entre GIP y CVC, dos fondos de inversión, poseerían entonces el 40% de GNF, y los fondos siempre tienen los mismos objetivos: rendimiento a corto plazo. No es de extrañar que al Gobierno Rajoy no le guste, en plena revolución en el sector energético. Eulogio López [email protected]