• El departamento de Transportes británico le concede el 'PQQ Passport', documento necesario para poder participar en los concursos de concesiones.
  • Renfe ha tenido que demostrar sus capacidades para mejorar la calidad de los servicios, incrementar los ingresos y velar por la seguridad de los viajeros.
A la española Renfe le va cada vez mejor en Reino Unido. Aunque quizá tenga que ver la reciente visita del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a Londres donde tuvo un tuvo un encuentro con el ministro de Transportes británico, Chris Grayling y en el cual apoyó su estrategia de internacionalización, que forma parte del Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020 del Ministerio de Fomento. El caso es que, tras esa visita, el departamento de Transportes británico le ha concedido a Renfe el 'PQQ Passport', el pasaporte de precalificación, que es un documento necesario para poder competir, o sea, participar en los concursos de concesión de franquicias ferroviarias en ese país, según ha informado la compañía en un comunicado, recoge Bolsamanía. Y lo ha logrado después de demostrar sus capacidades para mejorar la calidad de los servicios, incrementar los ingresos y velar por la seguridad de los viajeros mediante datos y casos de éxito. Uno de los primeros concursos a los que podría optar Renfe es a la renovación de la franquicia de la ruta 'Cross Country'. A ver qué pasa… Ahora bien, el mercado británico es duro, pues ya operan un total de 16 franquicias ferroviarias que transportan 1.700 millones de pasajeros al año. La facturación total del mercado por venta de billetes alcanzó en 2017 los 9.500 millones de libras. José Ángel Gutiérrez [email protected]