• Diversas diócesis están habilitando espacios y destinando recursos para atenderlos.
  • Las congregaciones religiosas también se han puesto manos a la obra.
  • Y las dos patronales de colegios católicos concertados y privados de España –Escuelas Católicas y CECE– han pedido a los centros que abran sus instalaciones para albergarlos.
El Papa Francisco pidió en el Ángelus del domingo que «cada parroquia, cada monasterio y cada santuario de Europa acoja una familia (de refugiados), –comenzando por mi propia diócesis de Roma–». Y la Iglesia en España se ha puesto manos a la obra. De hecho, España ha aceptado la propuesta de la Comisión Europea y acogerá, finalmente, a 17.680 refugiados (14.931 más que se suman a los 2.749 asignados en mayo). Se trata de la tercera cifra más alta de la Unión Europea, detrás de Alemania (31.443) y Francia (24.031). Todavía no se sabe cómo se organizará la acogida en nuestro país. Pero Alfa y Omega ha contado en un artículo cómo la Iglesia en España ya se está volcando con los refugiados, principalmente sirios, que buscan acogida tras huir del horror yihadista que reina en su país. La Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española ha pedido, en una nota publicada la semana pasada, «respuestas urgentes, eficaces y generosas» a la crisis de los refugiados. Según explica el semanario católico, la Iglesia en Madrid, por ejemplo, en una reunión impulsó un proyecto denominado 'Mesa por la hospitalidad de la Iglesia en Madrid', que cuenta con representantes de Cáritas Madrid, Justicia y Paz, CONFER, Sant'Egidio y el propio arzobispado. De cara a una segunda reunión, que se celebrará la próxima semana, los participantes recogerán las respuestas que pueden ponerse en marcha. Cáritas Madrid ha habilitado ya una cuenta corriente (Concepto: IGLESIA DE MADRID POR LOS REFUGIADOS – Nº de cuenta: IBAN ES38 0075 0001 83 0607368971). Por su parte, la archidiócesis de Valencia ha empezado a acoger, en viviendas del arzobispado, a familias inmigrantes desplazadas, y ha puesto en marcha una comisión de ayuda al refugiado. En Barcelona, el arzobispado ha destinado parte del antiguo seminario menor a la acogida. Cáritas de Orense, coordinada con las parroquias y comunidades religiosas de la provincia, pondrá sus programas de atención y acompañamiento a disposición de las personas que buscan refugio. Y el obispado de Cádiz ha establecido una Mesa diocesana para la coordinación de la atención a los refugiados a través del centro Tierra de Todos. Las congregaciones religiosas también se han puesto manos a la obra. La Congregación General de los religiosos escolapios ha enviado una carta a los colegios para plantear qué pueden ofrecer para dar respuesta a la situación. Y entre otras iniciativas –cada día hay más– las dos patronales de colegios católicos concertados y privados de España –Escuelas Católicas y CECE– han pedido a los centros que abran sus instalaciones para acoger a los refugiados. La Iglesia española se vuelca con los que huyen del terror yihadista. José Ángel Gutiérrez [email protected]