• El ministro pretende ampliar la rebaja de la tarifa durante 2016 gracias al superávit de tarifa de 2014.
  • En lugar de utilizar ese dinero para reducir el déficit acumulado de 27.000 millones.
  • No es cierto, como alega Industria, que el déficit de tarifa se reduzca: lo que hace es refinanciarlo.
Decíamos ayer que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen) quiere reducir un 1% el recibo de la luz a partir del próximo mes de enero. Rebaja que se uniría a la que entró en vigor el pasado mes de agosto, del 2,2%, que llevó a cabo tras reducir los peajes un 4%. Está claro que Soria, como el resto de miembros gubernamentales, ha entrado en modo 'elecciones generales'. Por eso anuncia la bajada adicional de la luz, que realizaría gracias al superávit de tarifa de 2014, en lugar de destinar ese superávit íntegramente para reducir el déficit de tarifa acumulado, que es de 27.000 millones de euros. Según Industria, se puede hacer todo a la vez: reducir, tanto el déficit acumulado como la tarifa. Pero no es así. Para empezar, no es cierto que el déficit se reduzca. Lo que hace Industria es refinanciar todo o parte de los 27.000 millones de euros. De esta manera no aumenta el capital pero sí los intereses. Por otra parte, la propia CNMC le ha avisado: si no destina todo el superávit de tarifa a la reducción del déficit acumulado estará incumpliendo el objetivo fundamental por el que aprobó la reforma energética y que no era otro que el de acabar con el déficit de tarifa, el anual y el acumulado. Además, hay que tener en cuenta que las decisiones del Gobierno –el que sea- cada vez tienen menos peso en el recibo de la luz que depende, cada vez más, del precio de las materias primas. Si eso es así, ¿cómo puede Soria anunciar una bajada de la tarifa a partir de 2016? Sencillamente, no puede hacerlo con la seguridad de que vaya a cumplirlo. Pero eso es lo de menos. Estamos en modo elecciones. Pablo Ferrer [email protected]