• Royal Bank, controlado por el Gobierno británico (72,6%), es el primero del Reino Unido que traslada tipos de interés negativos a sus grandes clientes privados.
  • Ya no puede sostener los tipos a nivel del 0% y menos aún después de que el Banco de Inglaterra los bajara al mínimo histórico.
  • Tras el RBS, Lloyds Bank se prepara para aplicárselos a pymes, y HSBC a los depósitos en moneda extranjera.
  • También se cobra en Alemania: Postbank (filial de Deutsche Bank) o la cooperativa de crédito Raiffesein. Y en Suiza.
  • Pero en España, la banca no se lo plantea, y menos con clientes minoristas. Bankia sigue incrementando los depósitos.
  • BBVA cobra por depósitos a las grandes empresas.
Este lunes, el Royal Bank of Scotland (RBS) empieza a cobrar por depósitos a grandes fortunas. Sin embargo, la banca española no se plantea por ahora cobrar al ciudadano de a pie por los depósitos, aunque este tendrá que preparar la cartera para más comisiones por la caída del margen, el nuevo negocio bancario. RBS, controlado al 72,6% por el Gobierno británico, es el primer banco de Reino Unido que traslada los tipos de interés negativos a sus grandes clientes privados. Ya no puede sostener los tipos a nivel del 0% como hasta ahora y menos aún después de que el Banco de Inglaterra los bajara a su mínimo histórico (0,25%). Y a todo esto se une la incertidumbre tras el Brexit, las pérdidas registradas en el primer semestre y el hecho de que a la presidenta del Santander, Ana Patricia Botín, no le salen las cuentas para comprarlo. Pero tras el RBS, otros bancos británicos se plantean imitar la medida. En concreto, el Lloyds Bank se prepara para aplicar los tipos negativos a pymes y el HSBC a depósitos en moneda extranjera si la tasa de dicha divisa baja de cero. También se cobra por depósitos en otros países europeos como Suiza o Alemania. En este último caso, hay que citar al Postbank -filial del Deutsche Bank- cobrará 3,9 euros al mes, si los ingresos de la cuenta alcanzan o superan los 3.000 euros mensuales; mientras la cooperativa de crédito Raiffesein trasladará los tipos de interés negativos a los depósitos superiores a los 100.000 euros. Estas actuaciones de algunos bancos no son más que la consecuencia de la política económica del BCE, que en junio de 2014 empezó a cobrar a los bancos por el dinero que tenían depositado en dicho organismo. Esta decisión de su presidente, Mario Draghi, que presume de estar salvando la economía europea, supuso el inicio de los tipos de interés negativos. Sin embargo, a pesar del autobombo de Draghi, la última cifra del PIB de la eurozona demostró que la política económica no basta. Según los últimos datos del BCE, los depósitos de empresas y hogares en la eurozona han crecido un 0,4% ( 35.096 millones de euros, hasta los 8,82 billones). En junio, los saldos de empresas bajaron un -0,2% (-3.830 millones, hasta 2,1 billones), mientras en hogares aumentaron un 0,6% ( 38.926 millones, a 6,7 billones). Solo tres países redujeron su base de depósitos de empresas y hogares: Italia (-0,1%), Eslovaquia (-0,9%) e Irlanda (-1%). En cuanto a España, los depósitos de empresas y hogares crecieron en junio en 15.995 millones hasta los 992.836 millones, lo que supone un incremento del 2,8% interanual, pero el problema se situó en otros depósitos, que cayeron un 7,6%, hasta los 431.760 millones. Por ahora, la banca española no se plantea cobrar a clientes minoristas, pues compensa los tipos de interés negativos con una subida generalizada de las comisiones. Entre las entidades, cabe mencionar a BBVA, que reconoce que cobra a grandes empresas, mientras que Bankia sigue incrementando los depósitos. Así lo afirmó su Ceo, José Sevilla, en la rueda de prensa de presentación de resultados del primer semestre, cuando señaló que en depósitos habían ganado cuota de mercado. Cristina Martín [email protected]