• Por eso, España se resiste a apoyar a Francia en Siria.
  • "Hoy por hoy España no se plantea bombardear Siria", asegura el ministro Jorge Fernández.
  • El Estado Islámico insiste en conquistar Al Andalus y las detenciones de apoyos a yihadistas en España aumentan.
  • En nuestro país, los musulmanes se aproximan ya a los dos millones, esto es, un 4% de la población.
  • Ceuta y Melilla constituyen los dos focos de entrada de yihadistas.
  • Los imanes más radicales, los de Lérida.
Mariano Rajoy teme otro 11-M, el atentado yihadista que le arrebató la Moncloa en 2004, cuando ya casi lo acariciaba. Teme que los fanáticos musulmanes, siempre pendientes del calendario político y hasta deportivo de ese Occidente al que tanto odian, repitan la 'hazaña' de 2004 que culminaron con un repugnante 'éxito'. Los comunicados del Estado Islámico y sus citas a Al Andalus (España) preocupan en el Gobierno y en especial, en el Ministerio del Interior. En España, ya viven 4 millones de musulmanes, especialmente en Cataluña, donde los nacionalistas siempre han acogido al moro para no tener que acoger al hispano, que habla español. El caso es que los mahometanos constituyen el 4% de la población. Y no, no se han integrado. Ni en España ni en Francia ni en ningún otro país. Viven en guetos y odian el país que les ha acogido. Por eso, España ha respondido con evasivas a la petición de ayuda por parte de Francia. Rajoy se fue por las ramas al ser preguntado por ello en Turquía, donde se ha celebrado la cumbre del G-20, y, en la mañana del martes, el titular de Interior, Jorge Fernández, aseguraba que, "hoy por hoy, España no se plantea bombardear Siria". Hoy por hoy es hasta después de las elecciones del 20-D. El fanatismo islámico está obsesionado con Al Andalus (España) y en España los musulmanes representan el 4% de la población. Sus principales focos yihadistas son Ceuta y Melilla y sus principales viveros de imanes que les lavan el cerebro a los jóvenes para que se inmolen están radicados en Lérida. ¿Y cuándo saben los terroristas que pueden influir más con una matanza? En vísperas de elecciones. En 2004 consiguieron que ganara Zapatero y que, encima, una vez en Moncloa perpetrara la mayor estupidez entre las muchas que se le recuerdan al líder socialista: la alianza de civilizaciones. Genuflexo ante el moro y enfrentada media España contra la otra media. Fue el gran éxito islámico en España. Costó 193 vidas de españoles. No es de extrañar que Rajoy tenga miedo, pero el miedo es mal consejero y un presidente del Gobierno no puede tener miedo. Eulogio López [email protected]